• Regístrate
Estás leyendo: El estadio que unió la rivalidad de dos ciudades
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 08:24 Hoy

El estadio que unió la rivalidad de dos ciudades

En aquellos tiempos no solo en el campo existía la rivalidad también en la tribuna donde había un claro antagonismo.

Publicidad
Publicidad

Un día como hoy pero hace 51 años, un 30 de abril de 1966, abrió sus puertas por primera vez el Estadio Tamaulipas, uno de los símbolos deportivos en nuestro estado, bautizado así para unificar a todos aquellos que habitamos esta hermosa patria chica y hermanarnos a través del deporte más popular del mundo.

Y su inauguración fue el motivo para unir a dos rivales, el Tampico y el Madero, que en aquellos tiempos no solo en el campo sino en la tribuna había un claro antagonismo, cuando los aficionados marcaban su “raya”, sentándose los del puerto “jaibo” y los seguidores de los “Orinegros” en su parte correspondiente.

Esta vez, y para la gran ocasión, se conjuntó un combinado Tampico-Madero, mismo que armó la dupla en la dirección técnica de los señores Augusto Arrasco y Rogelio Becerra, quienes reunieron a sus jugadores para platicar ampliamente, afinar la estrategia del partido y corregir errores a quienes tendrían el alto honor de jugar por vez primera en el Estadio Tamaulipas.

Quienes jugaron fueron Hugo Pineda en la portería; en la defensa Macario Espinoza, Papi Navarro y Narro; en la media cancha: Nicola Gravina (brasileño) y Álvaro Del Peral; la delantera la integraron Armando Garrido, Luis Juracy, Genaro Torres y la “Pina” Arellano.

Por el Mónaco abrieron Jean Claude Hernández, Cassolari, Forcherio, Artelesa, Novak, Bailety Blanc. El árbitro del encuentro fue Abel Aguilar, quien posteriormente participó en el Mundial de México 70.

Transcurridos los primeros noventa minutos jugados en el Tamaulipas el marcador terminó a favor del Mónaco 2 goles a 1, sin embargo la fi esta fue ampliamente disfrutada por los aficionados que llenaron el inmueble de la Unidad Nacional. El primer gol en el llamado “Coloso” fue obra de Francis Blanc al minuto 15 de tiempo corrido mientras que por los de casa marcó Álvaro Del Peral del Madero en el lapso complementario.

Aquí se dio un precedente de lo que hoy es el presente del balompié del sur del estado. Nadie de los directivos, jugadores y aficionados en aquel tiempo, imaginarían que 14 años más tarde se unieran como un solo equipo, aún y pese a esa dura rivalidad.

Después del dicho cotejo, como parte de la inauguración, se jugó un clásico América-Guadalajara, el cual no terminó al generalizarse una fuerte bronca en la que intervinieron hasta los que estaban en las bancas.

La gresca la iniciaron el portero de Chivas Gilberto “Coco” Rodríguez y el extremo americanista Jorge “Coco” Gómez, quienes al paso de los minutos se sentaron en el medio campo y platicando como grandes amigos observaron cómo se repartieron golpes al por mayor sus compañeros, siendo ellos los iniciadores de la batalla campal, por cierto primera que se registró en el inmueble.

Así se escribió el primero de muchos capítulos que éste “Coloso” ha vivido en más de cinco décadas, con victorias, derrotas, campeonatos, decepciones, desapariciones, pero sin duda, dejando, convirtiéndose en la gran referencia del deporte tamaulipeco, principal del futbol profesional. ¡Felices 51 años Estadio Tamaulipas!

ELGH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.