• Regístrate
Estás leyendo: El camino hacia el diamante
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 19:30 Hoy

El camino hacia el diamante

En las tres escuelas de Charros a los niños se les inculca la disciplina y la dedicación tanto en aspectos deportivos como humanos

Publicidad
Publicidad

Sonia G. Gamiño

Con el regreso del beisbol profesional a Jalisco, hoy en día hay muchos niños y jóvenes que sueñan con llegar a ser grandes estrellas de este deporte y para ello, existen varias opciones para desarrollar a todos aquellos que quieren ser beisbolistas.

Aunque ya había en la entidad varias ligas de beisbol afiliadas a la Asociación estatal de la especialidad, la apertura de la Academia Charros Code, ha traído consigo una nueva alternativa y la posibilidad, para muchos infantes, de pensar en el profesionalismo.

Luis Alejandro Arredondo Tiznado, mejor conocido como el Rayo y ex jugador de Charros, jugó 24 años como profesional y hoy es el encargado de las Academias de Charros de Jalisco, que tienen como finalidad el “fomentar el béisbol a nivel estatal y que los niños practiquen este deporte, que es muy bonito”, explica.

Originario de Guaymas, Sonora, el “Rayo” ha aprovechado su experiencia como profesional con Charros, Diablos Rojos y Yucatán en la liga del verano; Naranjeros de Hermosillo, Yaquis de Obregón, Venados de Mazatlán y Mayos de Navojoa, por lo que se mostró orgulloso de lo que se ha logrado en solo siete meses con esta academia.

“Hemos ido avanzando drásticamente. Los niños el 90 por ciento estaban casi en cero, que apenas estaban conociendo el béisbol y aprendiendo, y ahora con 7 meses ya los niños trabajan de la mejor manera, es increíble cómo lo han absorbido y creo que dentro de poco vamos a tener muy buenos jugadores”, señala.

Actualmente, son tres las escuelas de Charros, que cuentan con 270 niños en Zapopan, cerca de 200 en Lagos de Moreno y en la escuela más nueva en Jalostotitlán ya hay casi 60 infantes, por lo que el “Rayo” considera que se ha ido creciendo con muy buena aceptación.

“Con la llegada de Charros a la LMP a muchos niños les dio por jugar beisbol, les nació con el impacto que ha tenido el equipo, decidieron practicar y conocer este deporte y hasta ahorita de todos los que han entrado, ninguno se ha salido”, indica.

Y es que en esta academia se les inculca la disciplina y la dedicación, ya que el carácter de la escuela es cien por ciento formativo, tanto en aspectos deportivos, como humanos.

“Los entrenamientos incluyen aspectos técnicos y tácticos del béisbol, pero también un acondicionamiento físico de los alumnos, lo que los encamina hacia una preparación que, si el niño reúne los conocimientos y aptitudes necesarias, poder llegar a practicar el beisbol de manera profesional en el futuro”.

Actualmente se manejan 5 categorías desde 5 hasta 14 años de edad, con un promedio de 60 niños en cada una y en ellas se explotan las capacidades para correr, tener fuerza para batear, habilidad de fildear una pelota y altura, ya que se requiere ser atlético para tener mayor facilidad y poder jugarlo profesional.

“Se espera que en un futuro se abran más academias en Jalisco, ya que hay gran interés de otros puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara como la unidad López Mateos en donde se encuentra el estadio panamericano de softbol y en lugares como Arandas y Puerto Vallarta”, ya que también se pretende contar con fuerzas básicas para los Charros de Jalisco.

“Vamos a reclutar niños en diferentes municipios de Jalisco para que estén en un campamento y ver sus habilidades para buscar la manera de desarrollarlos y que tengan la posibilidad de llegar a ser profesionales”, concluye el “Rayo”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.