• Regístrate
Estás leyendo: El arte, al rescate de San Cristóbal de las Casas
Comparte esta noticia

El arte, al rescate de San Cristóbal de las Casas

ESPECIALES MILENIO/REPORTAJE/A UN AÑO DE LOS SISMOS

La catedral fue adornada con 400 metros de láminas metálicas, las cuales fueron usadas como lienzos para diversas pinturas e incluso grafitis para atraer el turismo; sin embargo, hay grupos en desacuerdo con esta intervención.
Publicidad
Publicidad

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, reconocida por la belleza de su arquitectura, hoy en lenta reparación, busca alternativas para no perder su atractivo turístico y las ideas brotan de distintos sectores.

Hace un año, el sismo de magnitud 8.2 del 19 de septiembre causó graves daños en viviendas, infraestructura y monumentos históricos que, debido a su valor cultural, son rehabilitados meticulosamente.

Cuna de grandes exponentes de las artes como la intérprete Amparo Montes, el poeta Jaime Sabines o el virtuoso de la marimba, Zeferino Nandayapa, la creatividad es parte de la cultura chiapaneca.

El sismo, que destruyó parte de los bienes materiales, paradójicamente ha impulsado a un sector de la comunidad artística local, y el arte urbano ganó espacios en inmuebles que el terremoto obligó a cerrar.

Como en la Catedral, donde el Festival Internacional Proyecto Posh logró colocar una gran instalación con las obras de diversos artistas jóvenes en los 400 metros de láminas que resguardan el recinto religioso que es rehabilitado.

Hoy, un año después del sismo, la Catedral, está rodeada por una pared de laminas metálicas que un grupo de artistas ha intervenido.

Diego Alberto Cruz es parte de la organización que, con el trabajo de los artistas ganadores de una convocatoria, busca conquistar espacios de expresión.

Contemplando la obra, el joven delgado de 23 años explica que la intención de este proyecto es “darle justamente otra vista a las láminas grises que rodeaban no solamente la Catedral, sino también el museo de los Altos de Chiapas y el antiguo Palacio Municipal.

“Realmente preferimos ver este tipo de arte sobre láminas grises a verlas simplemente así, lisas, y que daban un aspecto hasta de tristeza”.

Sergio López es uno de los artistas locales que logró colocar su obra en esta exposición de arte urbano.

Estudia el octavo semestre de la carrera de Arquitectura y es la quinta ocasión que logra exponer en este festival que se lleva a cabo cada año desde 2008 y que ha dado a conocer más de 500 proyectos creados por cerca de 2 mil artistas literarios, plásticos, audiovisuales y musicales.

Colocado justo en el centro, frente a las puertas de la Catedral, un pez multicolor, pintado por él, ocupa una de las láminas metálicas.

“Traté de representar la forma en que veo el contexto de San Cristóbal, pero desde un ángulo más conceptual; me imagino aquí a Sancris como un gran mar, un gran océano donde hay una gran mezcla de culturas”, explica mientras trata de borrar una mancha blanca que tiene el ojo del pez.

En San Cristóbal, reflexiona, “hay chavos muy talentosos, pero como que no existen programas en sí para explotar ese ingenio; es decir, sí hay esa calidad, pero no apoyo” y aun así, Machaca “es un movimiento que trae bastante potencia”.

A lo largo de los cerca de 400 metros de vallas hay imágenes de todo tipo, perfiles de ancianos, representaciones de Parachicos —lo danzantes típicos de la fiesta grande de Chiapa de Corzo—, jaguares y ranas. También hay pintas que son solo la firma de algún crew —así llaman a sus grupos o equipos— de graffiteros.

Quizá por ello también las opiniones sobre este tipo de exhibiciones de arte urbano generan versiones encontradas.

Algunos habitantes de San Cristóbal, como Guadalupe Ramos, dan su apoyo a la obra “porque es llamativo para atraer más al turismo, ya que las iglesias son un tesoro, entonces por eso mismo lo hicieron, para que atrajera más la atención”.

Otros como Karina Zúñiga no están de acuerdo, porque “da mal aspecto, se trata de la iglesia y la verdad ni está bonito”.

Unos más, como un adulto mayor que no detiene su paso para contestar qué le parece la obra, la considera “una falta de respeto”.

En estas condiciones, los organizadores alistan ya el festival de este año y teniendo de nueva cuenta al sismo como generador de arte, y tienen ya pensado el tema de la gala.

“Lo tratamos de ver como una mezcla entre lo que sucedió el año pasado, que muchas de las personas resultaron dañadas, y buscar incentivar o cambiar de vibra, de aire, renacer por completo y eso también es lo que se pretende hacer con el festival”, aseguró.

No renacer de las cenizas, sino de los escombros.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.