• Regístrate
Estás leyendo: Ejido 13 de Marzo, entre el olvido y abandono
Comparte esta noticia

Ejido 13 de Marzo, entre el olvido y abandono

Las fuertes lluvias del pasado fin de semana expusieron las carencias que viven sus habitantes: la falta de pavimentación, ningún centro médico y el derrumbe de algunos techos, son situaciones a las que se tienen que enfrentar.
1 / 3
Publicidad
Publicidad

La lluvias del pasado fin de semana expusieron las carencias y rezagos que enfrentan los habitantes del ejido 13 de Marzo en cuanto a vivienda, accesibilidad, salud, urbanismo y atención social. 

Entre los daños ocasionados por las recientes precipitaciones se encuentran dos casas con derrumbes, cuatro en riesgo de caerse, otras con diversas afectaciones en su infraestructura y vialidades inaccesibles debido a la falta de pavimento, además la formación de un abra en la carretera nueva Jabonoso-La Esmeralda, a la altura de la Base Militar “13 de Marzo”. 

César Cordero, jefe de Cuartel, informó que el gobierno desde hace mucho no voltea a ver a las familias que viven en el ejido.

“Aquí se batalla yo creo para todo, está muy escaso el apoyo y no creo que nada más para la 13, sino también para los ejidos de alrededor”, enfatizó. 

Luego de las fuertes lluvias acudió personal de la Administración Municipal para atender a los afectados, a quienes les entregaron alimentos, pero este apoyo es insuficiente para ayudar al retorno de la tranquilidad de las familias que se tuvieron que salir de sus viviendas. 

“Ayer supuestamente la presidenta dio el banderazo de que iba a ir a ayudar a las comunidades, vinieron nada más y entregaron tamales, pero la verdad creo que falta más apoyo, como hules”, expresó.

Como jefe de cuartel del 13 de Marzo, César Cordero desde el año pasado llevó alrededor de 15 solicitudes al municipio y al COESVI para gestionar apoyos con materiales para la construcción y mejoramiento de viviendas, sin embargo, el tiempo ha pasado y hasta el momento no hay respuesta por parte de las autoridades gubernamentales.

En cuestión de accesibilidad destacó que ninguno de los caminos que llevan al interior del ejido está pavimentado y debido a que las casas están muy separadas, son tramos largos que las personas deben caminar para llegar al pie de carretera, incluso a los centros educativos.

Hasta el momento la única vialidad pavimentada es la carretera que cruza por el ejido, Jabonoso-La Esmeralda. 

Aunque recientemente se pusieron en marcha obras de pavimentación, con la acumulación de lluvia del viernes, se formó un hundimiento en el carril junto a la Base Militar que se instaló en el ejido. 

El hecho alertó a los militares, quienes de manera inmediata acordonaron el lugar y pusieron señalamientos para impedir el tránsito vehicular y así evitar un posible accidente vial. 

Con los estragos de las recientes precipitaciones, también vuelve la preocupación de los habitantes por la falta de un Servicio Médico, como un Centro de Salud o inclusive una ambulancia de noche, pues en caso de algún accidente grave, el tiempo de atención se retrasaría debido primero a la dificultad de los caminos, además del tiempo de traslado hasta Gómez Palacio. 

Recordó que en el pasado, contaban con una Cruz Roja y Comandancia de Policía, además de una Estación de Bomberos, sin embargo en la actualidad ya no están en operación en el ejido. 

Como conductor de taxi, oficio al que se dedica, César Cordero se ha visto en la necesidad de llevar a ciudadanos en condiciones graves hasta la ciudad, o en otros casos por fortuna han encontrado una ambulancia en el camino. 

Ante esto el jefe de cuartel llamó a las autoridades municipales y estatales a recorrer el ejido 13 de Marzo y hacer proyectos en conjunto con los ciudadanos para atender las necesidades prioritarias que conlleven a mejorar su calidad de vida. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.