Campesinos denuncian que CFE quiere sacarlos de sus tierras

El representante de ejidatarios del municipio de Chicoasén, Félix Jiménez López, señaló que el organismo pretende pagar una renta bianual por dos años a los afectados de 90 mil pesos.
Ejidatarios exigen una indemnización justa  por sus tierras para la construcción de la quinta hidroeléctrica en Chiapas.
Ejidatarios exigen una indemnización justa por sus tierras para la construcción de la quinta hidroeléctrica en Chiapas. (Hermes Chávez)

Chiapas

Ejidatarios del municipio de Chicoasén denunciaron que el representante de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Jorge Coria Cabrera, los amenazó con desalojarlos con el Ejército mexicano, pues exigen una retribución justa por sus tierras para la construcción de la quinta hidroeléctrica en Chiapas.

Félix Jiménez López, en representación de unos 200 ejidatarios de ese municipio, precisó que Coria "ya les advirtió que la CFE no reparó en gastos para pagar al Ejército" para despojarlos con el uso de la fuerza de 110 hectáreas para la construcción de la presa Chicoasén II.

En noviembre de 2013 se efectuó una reunión con funcionarios de la CFE, gobiernos estatal y municipal, en la que prometieron a los ejidatarios pagos millonarios para convencerlos de permitir la construcción de la obra, que según Bayardo Robles Riqué, secretario de Infraestructura del estado, tendrá una inversión de 500 millones de dólares.

Durante la asamblea efectuada, los campesinos denunciaron diversas irregularidades, entre estas la presencia de personas ajenas a los ejidos que, sin embargo, votaron a favor de la construcción de la hidroeléctrica.

Jiménez aseguró que, pese a las promesas de retribución justa, la CFE actualmente pretende pagar únicamente a los afectados 90 mil pesos bianuales, para posteriormente retirarles el beneficio, despojándolos de sus tierras.

"Reclamamos que sean indemnizadas las tierras que serán afectadas, toda vez que Comisión Federal de Electricidad dice que solo pagarán una renta por dos años y después pagará los bienes distintos a las tierras, situación que no estamos de acuerdo y por nuestra oposición al desamparo en el cual quedaremos. Hemos sido amenazados", aseguró.

El líder campesino consideró que debido a dichas acciones ha quedado al descubierto que de nueva cuenta la paraestatal pretende engañarlos como ocurrió con la construcción de la presa Chicoasén, ubicada en ese mismo municipio, de la que aún no se ha indemnizado a los ejidatarios desde la década de los 80´s.