Toman delegación federal de Economía en Acapuco

La dueña del negocio “La Morena”, María Concepción Ortiz Campos, acusó al delegado de no recibirlos,  a pesar de la promesa del presidente Enrique Peña Nieto de reactivar la economía.

Acapulco

Más de 250 restauranteros, abarroteros y prestadores de servicios realizan bloqueos intermitentes en costera Miguel Alemán y tienen tomada la delegación federal de la Secretaría de Economía, exigen la entrega de apoyos que ofreció el gobierno de la República.

Desde temprano bloquearon la delegación de la Secretaría de Economía, donde acusan que hay una falta de sensibilidad y atención por parte del delegado federal, Álvaro Burgos Barrera.

Una de las restaurantera de Playa Bonfil, propietaria del negocio “La Morena”, María Concepción Ortiz Campos, acusó que a pesar de la promesa del presidente Enrique Peña Nieto de reactivar la economía de sus negocios, en Acapulco el delegado federal no los atiende.

“Enrique Peña Nieto nos engañó, y no se vale, que primero nos venga a decir al Mundo Imperial, que nos va a dar una solución y que va a reactivar nuestros negocios y nos quiera dar diez mil pesos.

“No somos limosneros a la gente que le está dando tres o cinco mil pesos es porque es gente arrastrada, nosotros no somos arrastrados a nosotros o nos da lo que pedimos o no nos quitamos de aquí”, reprochó.

Entrevistada durante el bloqueo que realizaban en la costera Miguel Alemán, dijo que el gobierno federal, les ofreció recursos que iban desde los 70 hasta los cien mil pesos para que empezaran a trabajar.

Ortiz Campos, se quejó de que los cobros por servicios como agua, impuestos y energía eléctrica son excesivos y los apoyos de cinco o diez mil pesos, no les serviría para reactivar sus comercios.

“Las afectaciones más reciente como la de los Ayotzinapos, pues no se vale que por ellos se afecte a todo nuestro sector, queremos que nos ayude con dinero para empezar otra vez

“Nuestros refrigeradores están vacíos, no queremos intermediarios para la entrega de los recursos, queremos que nos dé solución, no queremos cheque porque luego vienen sin fondos, porque eso es su maña”, dijo la restaurantera de la Playa Bonfil, en la zona oriente del puerto.

Mientras tanto David Deloya Hernandez, coordinador de gestoría social de restauranteros de Puerto Marques, sostuvo que faltó sensibilidad del delegado federal de la Secretaría de Economía, Álvaro Burgos Barrera.

“No hemos visto la sensibilidad (del delegado federal) y cuando le planteamos que el presidente (Enrique Peña Nieto) vino con el afán de ayudar a los acapulqueños, que vivimos mal desde Manuel, tenemos esa cadena de necesidades, todos debemos agua, luz, zona federal.

“Con una cantidad mísera que no es real para subsanar necesidades de los comerciantes somos más de 350 restauranteros, 200 de las tiendas de abarrotes, y cien fondas, pero no los ayudan”, criticó.

Advirtió que en caso no de recibir una respuesta favorable habrá rebeldía en el pago de servicios, impuestos y seguirá tomada la delegación federal de la Secretaría de Economía del gobierno federal.