• Regístrate
Estás leyendo: Eco Cañón y sus acciones generan controversia
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 07:18 Hoy

Eco Cañón y sus acciones generan controversia

Por la construcción de un centro budista y una granja agrícola, además de 4 edificios para casa habitación, Bárbara Valdepeñas Reyes fue multada con 14 mil 20 pesos como sanción de remediación.

Publicidad
Publicidad

Constituidos el 19 de agosto de 2014 la asociación civil Desarrollo Ecológico y Sustentable del Área Natural Protegida Cañón de Fernández (Eco Cañón), ha desatado una serie de expectativas y dudas en torno a su actuación.

Esto, toda vez que en un predio que comprende 127 mil 502 metros cuadrados que suman 5 títulos de concesión, inició la construcción de un centro budista y una granja agrícola orgánica, entre otros espacios.

El acelerado desarrollo del complejo al interior de la reserva, propició una inspección realizada por personal de la Semarnat, quien determinó luego de iniciar el procedimiento, que durante el recorrido solo en un predio que comprende 2 mil 600 hectáreas se constató la existencia de dos edificios construidos en una superficie de 55 metros cuadrados cada uno.

[OBJECT]También un invernadero con estructura de madera y tela en una superficie de 115 metros cuadrados, un estanque para almacenar agua sobre 480 metros cuadrados, una bodega de cemento sobre 72 metros, 4 edificios para casa habitación de 52 metros cuadrados cada uno, otro edificio de 308 metros cuadrados, un edificio para prácticas religiosas de 72 metros cuadrados, 2 baños, una bodega para herramienta y corrales para ganado.

Fue el 16 de julio de 2007 cuando Bárbara Valdepeñas Reyes, mediante título de concesión expedido por el director de Administración del Agua del Organismo de Cuenca, Cuencas Centrales del Norte (OCCN) de la Conagua, a cargo del ingeniero Óscar Gutiérrez, acreditó ser concesionaria de 26 mil 676 metros cuadrados de la cuenca del Río Nazas, en la región hidrológica Nazas-Aguanaval, en el municipio de Lerdo, Durango.

De acuerdo a los documentos emitidos por la Semanat y la Profepa de la delegación Durango, se estableció que en la inspección se encontró que el terreno se encuentra cercado con tela borreguera en todo su perímetro, con hoyos para que circule la fauna silvestre del lugar.

Esta situación, tras el procedimiento de rigor, obligó a las autoridades federales a imponer una sanción de remediación, para lo cual se deberá reforestar una superficie de una hectárea, así como una sanción económica equivalente a 14 mil 20 pesos, equivalente a 200 días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal al momento de imponer la infracción.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.