En duelo de pedradas, CNTE recupera escuela

Aunque al principio fueron repelidos, los disidentes se reagruparon para romper incluso un cerco policiaco y quedarse con una primaria.
Pese a la presencia de agentes locales, no se pudo evitar el enfrentamiento.
Pese a la presencia de agentes locales, no se pudo evitar el enfrentamiento. (Daniel Cruz)

Oaxaca

Maestros de la sección 22 de la CNTE retomaron el control de la escuela primaria Porfirio Díaz, de la comunidad de San Pedro Mártir, después de intercambiar pedradas por aproximadamente 45 minutos con padres de familia y romper un cerco policiaco, lo que dejó un saldo de 10 lesionados.

Los disidentes llegaron a la entrada del poblado, en el municipio del mismo nombre, desde donde avanzaron hacia la escuela, que para entonces era resguardada por policías.

Libraron el cerco de resguardo y fue cuando se enfrentaron a los padres de familia, quienes previamente habían roto la mesa de diálogo con funcionarios de la Secretaría General de Gobierno y del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.

Entonces, se desató un enfrentamiento a pedradas, donde se pudo ver a gente pertrechada con resorteras y hondas, así como con cohetones y petardos.

Aunque la sección 22 utilizó a su característico grupo de choque y un vehículo para hacer frente a los papás —a quienes incluso superaban en número—, éstos sometieron a los maestros y los obligaron a retroceder hasta la entrada del pueblo.

el contraataque

Ahí, los mentores intentaron bloquear la carretera de acceso a la comunidad y tuvieron algunos roces con policías; sin embargo, dirigentes magisteriales lograron filtrarse entre las filas policiacas y llegar hasta la escuela, a la que pudieron ingresar.

Entonces, las autoridades lograron un acuerdo con padres de familia y maestros de la sección 59 del SNTE para devolver la escuela a la CNTE. Además, la Secretaría de Seguridad Pública estatal decidió establecer un operativo de vigilancia en el plantel con unos 300 elementos antimotines.

Además arribaron peritos y agentes del ministerio público dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado para realizar las diligencias correspondientes. Entre los heridos hay tres policías y dos docentes con quemaduras y lesiones provocadas por piedras, quienes fueron internados en hospitales regionales.

Previo a la confrontación los profesores de la sección 59 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, evacuaron a los menores de la escuela primaria, determinando el inicio de las vacaciones de fin de año.

Con este ya son tres de 140 planteles que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) recupera, luego de que padres de familia y docentes de la sección 59 del SNTE se hicieron cargo de estos mientras los disidentes protestaban en el Distrito Federal contra la reforma educativa.

Las otras dos escuelas donde los disidentes han recuperado el control son una en la colonia Monte Albana, del municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, y la primaria Hermanos Flores Magón, de la comunidad Los Ángeles, del municipio de San Jacinto Amilpas.