Disputa de tierras en la sierra de Guerrero deja dos muertos

Siete horas se enfrentaron a balazos pobladores del ejido de San Antonio de las Tejas y quemaron dos casas en las comunidades de "El Aguacate", y dos más en "El Crucero". Hay dos heridos y un ...
Pobladores incendian cuatro casas, una en el ejido “El Crucero” y tres más en “El Aguacate”.
Pobladores incendian cuatro casas, una en el ejido “El Crucero” y tres más en “El Aguacate”. (Javier Trujillo)

Acapulco

Durante más de siete horas habitantes del Ejido San Antonio de las Tejas, en la parte alta de la sierra de Guerrero, se enfrentaron a balazos dejando como saldo dos muertos, dos heridos, un desaparecido, cuatro casas quemadas y al menos seis vehículos baleados.

El desacuerdo entre los pobladores el enfrentamiento se dio porque el grupo de José Rauda Orozco reclama al ejido de San Antonio de las Tejas, tres mil 200 hectáreas de zonas de madera y mezcaleras como propias.

En tanto el otro grupo que es liderado por Víctor Espino Cortéz, asegura que esas tierras ya fueron pagadas por el ejido y que la discrepancia es por la extracción de la madera de la zona y homicidio de un hombre.

En ese contexto, a inmediaciones del ejido los comuneros de la sierra guerrerense de las poblaciones de "El Aguacate" y "El Crucero", fueron atacados la mañana del miércoles y que generó una balacera entre ambos grupos dejando en un principio un muerto y dos heridos.

Esa misma tarde, del miércoles, al filo de las 16:00 horas un grupo de pobladores que iban armados y encabezados por José Rauda Orozco, balacearon y quemaron cuatro casas, una en el ejido "El Crucero" y tres más en "El Aguacate".

Tras los hechos un grupo de ambas comunidades serranas, encabezados por Víctor Espino Cortéz, bajaron de la sierra con un hombre muerto al que identificado como Joel Valencia, de 21 años de edad.

También se quejaron que el grupo de hombres armados de José Rauda Orozco, se llevó al adolescente de 15 años Luis López y hasta el jueves no aparecía. Además dos hombres más resultaron heridos por disparos de arma de fuego, los cuales fueron hospitalizados en Tecpan de Galeana y Petatlán.

"Ayer (miércoles) a las siete de la mañana nos cayó un grupo fuertemente armado a la comunidad, a mí y a varios compañeros del ejido de San Antonio de las Tejas.

"Al llegar incendiaron varias casas de ahí en la comunidad de El Crucero, y en mi mera comunidad incendiaron una casa, en la comunidad "El Aguacate" no estoy seguro si una o tres casas juntas", explicó Víctor Espino, ex comisario del ejido de San Antonio, en la zona serrana.

Narró a MILENIO que les estuvieron disparando toda la mañana, hasta que mataron a Joel Valencia, que trabaja con Espino Cortez, y dice que a un vecino de la misma comunidad (El Crucero), le quemaron la casa, le secuestraron al niño (Luis López), que todavía está desparecido, dijo Espino Cortéz.

DISCREPANCIA POR ROMPER ACUERDOS PARA EXTRAER LA MADERA

Por su parte integrantes del grupo de Rauda Orozco, pidieron dar su versión sobre los hechos ocurridos hace 15 días y que derivó en el enfrentamiento de esta mañana en la parte alta de la sierra.

Explicaron que hace 15 días, casi a finales del mes de agosto, habitantes del referido ejido habían violentado un acuerdo para evitar la extracción de la madera (pino) de la zona y ese grupo lo encabezaba Víctor Espino.

"Debido a eso, ellos (el grupo de Espino Cortéz), mataron a Lorenzo Maldonado Rojas, un caporal del señor (José Rauda Orozco), al que ahorcaron y también sacaron de su casa a su esposa.

"Además ellos rompieron el acuerdo que había de que no se iba a sacar madera del ejido y eso fue lo que provocó todo el problema, nosotros sabemos que a ellos les dio permiso un señor del gobierno del estado, Saúl López Sollano", declaró un hombre el que pidió omitir su nombre, aunque aseguró estar dispuesto a declarar a la autoridad por el crimen de Lorenzo Maldonado.

Finalmente Víctor Espino Cortez, ex comisario del ejido San Antonio de las Tejas, que se ubica entre los municipios de Tecpan de Galeana, Petatlán y Coyuca de Catalán, en la parte alta de la sierra de Guerrero, pidió al gobierno estatal y Ejército mexicano que despliegue personal a esa zona para garantizar la seguridad de su familia y pobladores de las comunidades de la sierra.