Ordenan a escuelas de BC no discriminar a gays

El Instituto de Servicios Educativos y Pedagógicos emitió un oficio en el que exigió a los planteles educativos no discriminar y fue firmado por tres preparatorias y 30 universidades.

Tijuana

A un año de que la Universidad Xochicalco en Tijuana condicionara el ingreso de una mujer transgénero a vestirse como hombre, la Procuraduría de los Derechos Humanos emitió una recomendación a las autoridades educativas al considerar que se trató de un acto de discriminación, y éstas instruyeron a planteles a no incurrir en esas prácticas.

El Instituto de Servicios Educativos y Pedagógicos (ISEP) de Baja California emitió un oficio en el que exigió a los planteles educativos no discriminar a la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) el cual fue firmado por tres preparatorias y 30 universidades, entre éstas la Xochicalco, explicó Jessica Zamacona, la afectada.
A mediados de 2013 Zamacona interpuso una denuncia ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) contra la universidad luego de que le pidieran dejar de usar aretes, limpiar su rostro de maquillaje, cortarse el cabello y usar ropa masculina.

"Para mí es un logro; nunca pensé que esto fuera a llegar tan lejos porque cuando me dijeron que no podían hacer nada, yo pensé que no iba a pasar nada. Yo estoy contenta porque a final de cuentas yo voy  estudiar. La finalidad de esto es que no tenga que pasar esto, que cualquier lado al que vayas te tengan que etiquetar porque tu apariencia es diferente a la de los demás".

Explicó que a un año del incidente con la escuela, la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) emitió una recomendación a las autoridades educativas lo cual generó como respuesta el oficio.

Las autoridades educativas también piden a los directivos la creación de programas para fomentar la no discriminación así como sanciones a quienes incurran en ese tipo de prácticas. 

Aunque para Jessica su nuevo ciclo escolar iniciará en otra universidad donde asegura que no tuvo problemas por su identidad, señala que el oficio de la ISEP deja un precedente importante en el estado para la defensa de los derechos de la comunidad LGBT.

"Siempre te voltean a ver, siempre te señalan... no me dicen nada pero me miran mal; si voy al banco a cambiar el cheque preguntan que si soy yo o no soy yo (la persona de la identificación que mostraba)... ahorita ya no me siento tan mal porque ya no me importa, al principio cuando inicié mi transición yo lloraba porque muy difícil que la gente te señalara".

Afirmó que lo que vivió en esa escuela es uno de muchos ejemplos que reflejan el estigma que enfrenta esta comunidad. Como ejemplo denunció que por años la Policía Municipal de Tijuana ha extorsionado y agredido a transgéneros que trabajan como sexoservidores en la zona Centro.

Jessica Zamacona lamentó que además de la autoridad sea la misma sociedad quien los rechace y discrimine, en su caso, desde hace siete años cuando decidió transformarse, la agresión inició con las miradas y señalamientos hasta llegar al punto de que no reconocen su identidad como mujer.