• Regístrate
Estás leyendo: Dis-Colín agoniza: “Este negocio ya no da; ya estamos por irnos”
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 19:51 Hoy

Dis-Colín agoniza: “Este negocio ya no da; ya estamos por irnos”

En el sitio aún se siguen vendiendo viniles, casetes y discos compactos de todos los géneros.

Publicidad
Publicidad

La Calzada Madero guarda sus historias de resistencia, y la de Dis-Colín es una de ellas.

Se trata de una tienda de discos ubicada a unos cuantos pasos de la avenida Juárez donde su propietario, Álvaro Colín Sánchez, acomoda sobre una repisa algunos discos compactos de Lalo Mora, Los Vallenatos y La Firma.

El local es de pequeñas dimensiones, apenas caben dos personas para ingresar a la caja de cobro. Ahí Dis-Colín tiene una década en la venta de música, aunque antes le precedió un local llamado Disco Cintas.

“Nosotros estuvimos con Disco Cintas por 30 años, cuando todavía era todo honesto. Era la época de oro de la música”, refiere con cierto desgano Álvaro Colín Sánchez.

En el negocio siguen vendiendo viniles, casetes y discos compactos de todos los géneros musicales, aunque más enfocado a la música norteña.

“Muy pocos, pero vienen porque prefieren el sonido de un vinil o casete”, dice mientras de fondo se escucha una canción de Cadetes de Linares.

Una vida en la música

Antes de fundar sus establecimientos, don Álvaro trabajó en una empresa que se dedicaba a la fabricación de los viniles. Recuerda cómo la música grabada empezó con los de formato 78 revoluciones, los de 45, los Lp hasta los cartuchos de ocho tracks para los automóviles.

Con discos, casetes y ahora con la música digital, si algo no ha cambiado es el gusto del regiomontano por la música norteña.

Cantantes y agrupaciones como Ramón Ayala, Los Cadetes de Linares y Los Alegres de Terán son agrupaciones que “nunca han pasado de moda”, agrega Colín Sánchez

El negocio de la venta de música análoga empezó a decaer primero con la piratería y después con su versión digital. Las tarjetas, USB y ahora mediante los celulares generan que sean muy pocos los que soliciten un disco compacto o un casete.

“Ya no hay negocio de esto, habremos dos lugares así aquí. Y aquí estamos por irnos, porque ya no da”, concluye Colín Sánchez.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.