Dirigente del Verde en Chiapas ignora a seguidores

El presidente estatal Martín Díaz, ordenó a su equipo de trabajo que impidiera el paso de un grupo de indígenas que pretendía hablar con él al ordenar que nadie lo molestara.
El nuevo dirigente (de camisa verde) ordenó que no se le molestara mientras comía.
El nuevo dirigente (de camisa verde) ordenó que no se le molestara mientras comía. (Especial)

Salto del Agua

En presencia de decenas de reporteros y comensales de un restaurante en Salto de Agua, Chiapas, Martín Díaz Arcos, recién nombrado presidente del Comité Directivo Estatal del PVEM de ese municipio ordenó impedir el paso a un grupo de indígenas que se le acercaban refiriéndose a ellos como “indios”.

Al finalizar el acto un grupo de personas se le acercó para intentar hablar con él, no obstante Díaz les dio la espalda, abordó su vehículo y se dirigió a un restaurante para celebrar su nombramiento.

Una vez en el lugar, arribó un grupo de indígenas que se le aproximaron con la finalidad de entablar un diálogo, momento en que Díaz ordenó a su personal que no los dejaran acercarse diciendo en voz alta: “no me dejen pasar a ningún indio. No quiero ser molestado mientras estoy comiendo”.

El hecho causó indignación entre los presentes y agredidos, quienes se retiraron del lugar criticando el abuso cometido aun cuando el neo dirigente no cuenta con ningún cargo. “Si ahora actúa de esta forma, cuando sea candidato nos tratará con la punta del pie”, señalaron.

El grupo de reporteros que se encontraban presentes esperando las primeras declaraciones del recién nombrado presidente del CDM de Salto de Agua optaron por seguir a los indígenas abandonando el lugar en señal de protesta.

Posteriormente, Martín Díaz intentó justificarse a través de mensajes de Whatsapp, en los que argumentaba “pido mil disculpas. Sé que fallamos en algunas cosas como seres humanos. No hay nada imposible. Es una buena lección para corregir errores a futuro”, firmando como Comité Ejecutivo Municipal del PVEM Salto de Agua.