• Regístrate
Estás leyendo: Diputados de Morelos despiden a 4 edecanes
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 03:18 Hoy

Diputados de Morelos despiden a 4 edecanes

Personal de seguridad dijo que por órdenes de legisladores no podían pasar al Congreso estatal ni a recoger sus enseres personales. Los últimos días de julio ya se les había comunicado que era su última quincena.  



Publicidad
Publicidad

David Monroy

Cuatro edecanes de protocolo legislativo fueron echadas de su trabajo por supuestas órdenes "de los diputados de Morelos", y fueron impedidas a ingresar al Palacio Legislativo para recoger sus enseres personales la mañana de este miércoles.

Bárbara Hernández, con once años de labores en el Congreso local; Gabriela Mexicano, con nueve; Guadalupe López, con siete y María Moreno, con seis años, fueron humilladas públicamente por personal de seguridad del Palacio Legislativo, quienes –entre risas- les dijeron que ya no podían entrar al inmueble y mucho menos recoger sus pertenencias por "órdenes de los diputados".

La acción confirma el supuesto despido que les fue comunicado durante los últimos días julio, cuando personal de la dirección jurídica del Congreso loca les comunicó que por órdenes del presidente de la mesa directiva, Francisco Moreno Merino, era su última quincena, sin que mediara alguna otra justificación.

Bárbara Hernández, con más de una década de trabajo al servicio de los diputados, consideró injusto el despido, pero es más grave –dijo- que "se obligue a nuestros propios compañeros a humillarnos frente a la gente", pues no sólo nos se les permitió el paso, sino que ni siquiera les entreabrieron la reja del estacionamiento trasero de la Cámara de Diputados. "Nos exhibieron", dijo.

Por su parte, Gabriela Mexicano recordó que al inicio de la presente legislatura –hace casi un año- se especuló que habría recorte "y de las siete edecanes que laboraban, sólo quedamos cuatro, pese a que a las otras compañeras se les prometió que serían reubicadas", lo cual no sucedió, según complementó.

"Somos madres, tenemos familia y no es justo que de buenas a primeras nos digan que ya no tenemos trabajo", expresó María Moreno, quien subrayó que durante los años que laboraron para el Congreso local, no hubo horario, se trabajaba sábados y domingo, en cualquier parte del estado, no había viáticos ni horas extras y muchos menos se nos premiaba por laborar también a domicilio, donde los diputados estuvieran, indicó.

Finalmente Guadalupe López, quien llegó al Congreso estatal con sus dos hijos debido a que aún están de vacaciones, por lo que fueron testigos de la ofensa que recibieron, dijo que contrariamente a lo que se pensara, el sueldo de estas trabajadoras es de ocho o 10 mil pesos mensuales. "En este momento no nos han pasado la quincena del 31 de julio ni tampoco nos han dado ningún finiquito", denunció.


MMR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.