• Regístrate
Estás leyendo: Diputado del PRI obstruye combate a la ordeña de ductos en Puebla
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 01:57 Hoy

Diputado del PRI obstruye combate a la ordeña de ductos en Puebla

En Acatzingo sólo hay dos patrullas, una en malas condiciones, para dar seguridad a 52 mil habitantes; no hay chalecos antibalas y tampoco compra de armas.

Publicidad
Publicidad

Por diferencias partidistas, un legislador federal obstaculizó el combate del robo de combustible en Acatzingo a partir del periodo de campañas por la gubernatura en Puebla, que arrancó en abril de 2016. En año 2015 este fue el tercer municipio en el estado con mayor ordeña a ductos de Pemex.

Funcionarios y policías de este municipio comentaron en el anonimato a Milenio Puebla que el diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Alejandro Armenta Mier ejerce presión constante al presidente municipal de Acatzingo Carlos Valdéz Tenorio, militante del mismo partido político, para que no permita la colaboración del Gobierno del Estado, emanado de una alianza encabezada por el PAN.

Los entrevistados afirmaron que la presión fue para impedir las acciones conjuntas en los operativos policiacos con la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSP), lo que ha dejado en la indefensión a los pobladores de ese lugar que sólo cuentan con 62 policías y dos patrullas en mal estado, mientras tanto la violencia repunta.

Hasta hace todavía un año, el ayuntamiento de Acatzingo colaboraba con las áreas de inteligencia y operativas de la SSP para detectar camionetas, camiones y lugares utilizados por las bandas de robo de combustible para lograr detenciones.

Pero cuando comenzó el proceso electoral, Armenta Mier ordenó a Valdéz Tenorio suspender cualquier tipo de coordinación con autoridades estatales, confiaron los funcionarios que solicitaron el anonimato por temor a represalias.

De acuerdo con la información pública del Sistema de Información Legislativa una parte de la trayectoria política de Armenta Mier se ha desarrollado en Acatzingo, ocupando desde cargos dentro de su partido, hasta otros como funcionario de contralor, coordinador del Programa Nacional de Solidaridad hasta que fue presidente municipal y ha mantenido cierta influencia política permanente en esa zona y han sido públicas sus confrontaciones con el gobierno del estado y en ocasiones incluso ha llegado a acusar agresiones de parte de la Policía Estatal que calificó como represión, uno de estos hechos ocurrió en mayo del 2015.

Los funcionarios señalan que las desavenencias del diputado federal con el gobierno del estado han provocado que gire instrucciones para que la interacción entre ese municipio y la administración estatal sean las mínimas posibles.

Las repercusiones de esas decisiones políticas, están a la vista, aseguran los funcionarios consultados. Según el último censo en Acatzingo había 52 mil habitantes, actualmente están más cercanos a los 60 mil, tienen dos juntas auxiliares Actipan de Morelos y San Sebastian Villanueva. Los chalecos antibalas de los policías se encuentran caducos, no hay compras de armas ni de municiones, una de las dos patrullas tiene graves fallas mecánicas y en esas condiciones deben enfrentar a las bandas dedicadas al robo de combustible que cada vez actúan de forma más violenta en la localidad.

Sin embargo, hasta antes del proceso electoral, la coordinación entre las autoridades de la SSP y el ayuntamiento rendía frutos se llegaron a decomisar 237 vehículos, se aseguraron a casi 50 personas relacionados con el robo y venta del combustible. Ahora, debido a la falta de coordinación las detenciones son cada vez menos frecuentes y la presencia de la Policía Municipal se limita a vigilar y acordonar la zonas donde se detectan fugas de combustible o son quemadas por completo camionetas utilizadas para este ilícito.

TÉCNICA PARA EL ROBO DE COMBUSTIBLE

Entre el 2010 y el 2011 había pocas tomas clandestinas en la región de Acatzingo, lo cual se debía buena parte a que los pobladores no estaban tan involucrados con estas bandas pero también a que no existía el conocimiento para hacer ese tipo de trabajos que implican cierto riesgo, comentó uno de los funcionarios consultados, pero ahora muchas personas de la zona de Palmar de Bravo, Quecholac, Tepeaca, Tecamachalco son contratadas para hacer las perforaciones utilizando materiales que también son ocupados para hacer soldaduras o adaptaciones en vehículos o camionetas.

Hacer una perforación a un ducto de Pemex puede llevarse entre una 40 minutos y una hora y permite llenar tambos de mil litros en aproximadamente 5 minutos y puede funcionar por varias semanas en tanto no cause una fuga o sea detectada por el personal de seguridad de Pemex que recorre la zona, al igual que los efectivos del Ejército Mexicano.

Anteriormente, se usaban vehículos viejos algunos de los cuales no contaban con la documentación oficial pero no eran robados, ahora la situación ha cambiado sustancialmente, la mayoría de los vehículos que son detenidos por autoridades tienen reporte de robo y se trata principalmente de camiones de carga, lo cual responde a que el comercio en la región se ha incrementado.

En muchos casos, los vehículos decomisados fueron robados en zonas carreteras muy cercanas a esta región, lo que según los funcionarios, da cuenta de que las bandas han extendido sus actividades delictivas, pues ya no sólo se dedican a la extracción y venta del combustible, sino al robo de vehículo a mano armada.

Cabe mencionar que en este sentido, el secretario de Seguridad Pública, Jesús Rodríguez Almeida, dijo hace unas semanas a medios de comunicación que las carreteras eran las zonas donde mayor robo de vehículos se presenta.

“Desafortunadamente en la carretera federal es donde más eventos se suscitan, ahí se hace cargo la Policía Federal de esos eventos y por lo que hace a las cuatro carreteras estatales que cubrimos actualmente, tenemos un dispositivo que establecimos porque antes no se cubrían, ahora en cualquier carretera estatal tenemos presencia y a partir de que instalamos el dispositivo hemos tenido tentativas pero no hemos tenido consumación de robos de transporte o vehículos en las carreteras estatales”, dijo a inicios de este mes, cuando se puso en marcha el programa Centinela para combatir este delito.

De acuerdo con datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública tan solo de enero a mayo se habían registrado 211 robos en carretera, lo que se significa que se registran poco más de 42 robos por mes en Puebla en carreteras.

INVOLUCRADOS LOS HABITANTES, RENTAN SUS PREDIOS PARA LA ORDEÑA

Lo que más ha preocupado a las autoridades municipales es comenzar a notar que cada vez es mayor el número de personas de la región que se ven involucrados de alguna forma con el robo de combustible y la participación puede ir desde rentar predios donde se realizan las tomas, rentar espacios para almacenarlos, vigilar y alertar sobre la presencia policiaca y en los casos extremos participar activamente en la extracción y venta del combustible.

Hay lugares, aseguran, donde el problema va creciendo sin que se hayan tomado las medidas necesarias para combatir socialmente el problema como el caso de San Sebastián Villanueva donde recientemente dos personas fueron calcinadas al interior de una camioneta y otras dos acribilladas en el centro de la comunidad, en esa zona hay una gran cantidad de vehículos que transitan durante todo el día pero las gasolineras lucen vacías la mayor parte del tiempo.

En la región se ha provocado un cambio en las actividades de algunas familias las cuales durante mucho tiempo se han dedicado al campo y ahora sus actividades se han visto trastornadas puesto que en algunas ocasiones son amenazadas o extorsionadas por parte de las bandas delictivas.

Particularmente, esto se ha incrementado a partir de que ocurrieron los hechos violentos en el parque de béisbol de Acatzingo mientras se disputaba una final amateur y grupo armado irrumpió y abrió fuego con el objetivo de abatir a dos miembros de una banda dedicada a este delito pero en la que murieron también personas no vinculadas y varias más fueron heridas de gravedad.

Sin embargo, la mala relación no sólo se ha dado con las autoridades estatal, sino también con las federales pues los operativos con la Delegación Estatal de la Procuraduría General de la República, que es la principal responsable de investigar y combatir este delito, puesto que se trata de uno de los contemplados en el código penal federal, han disminuido considerablemente dando como resultado lo que está a la vista, dijo uno los integrantes del ayuntamiento.

Cabe recordar, este lunes Milenio Puebla dio a conocer que el líder en Puebla de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) Leobardo Soto Martínez fue uno de los principales beneficiados del robo de combustible que ocurre en el oriente de la entidad pues todos los camiones del gremio que dirige cargaban combustible extraído ilegalmente durante el tiempo en el que surtieron de material de construcción a la armadora alemana Audi en San José Chiapa, reveló un funcionario vinculado a la investigación de ese delito que solicitó el anonimato, dichas versiones fueron sostenidas por policías de esa misma zona y por un edil.

Desde julio de 2013 que arrancaron las obras de construcción de la planta Audi, los conductores recibían instrucciones para cargar el diesel en puntos determinados con antelación en la región de Acatzingo y Tepeaca. Sólo con complicidades como esta se explica el crecimiento inaudito del robo de combustible en la región de Palmar de Bravo, Quecholac, Tepeaca, Tecamachalco y Acatzingo, principalmente, explica el funcionario consultado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.