No elementos que indiquen amenazas contra diputada en Cd Juárez

La Secretaría de Seguridad Pública municipal dijo que no hay indicios de la legisladora Martha Beatriz Córdoba, de Movimiento Ciudadano, haya sido amenazada.
La diputada de Movimiento Ciudadano.
La diputada de Movimiento Ciudadano. (Juan José García)

Ciudad Juárez

La Secretaría de Seguridad Pública de Ciudad Juárez no encontró elementos para presumir un delito en contra de la diputada federal del Movimiento Ciudadano (MC), Martha Beatriz Córdoba Bernal, quien fue amenazada por los ocupantes de un vehículo que le cerraron el paso.

Se informó que a pesar de que la corporación municipal respondió con prontitud al auxilio de la legisladora, los agentes no registraron la comisión de algún delito que encuadre en el secuestro en grado de tentativa, robo de vehículo, entre otros.

“Los agentes preventivos no encontraron elementos que permitieran presumir que la legisladora fue abordada de alguna manera por una o varias personas cuando hacia alto en las avenidas Adolfo López Mateos y Vicente Guerrero”, se precisó.

No obstante, la SSPM de Ciudad Juárez señaló que la diputada manifestó en su denuncia que era seguida en su vehículo por los tripulantes de una camioneta Liberty de color naranja y que al llegar a la citada intersección le cerraron el paso.

Tras ponerse en marcha un operativo, no se logró dar con los presuntos agresores, por lo que la diputada Córdoba Bernal fue escoltada a un nosocomio para ser atendida de una crisis nerviosa y de allí, fue custodiada hasta su domicilio en esta frontera.

Durante la denuncia que hizo la legisladora a las autoridades municipales, señaló que al salir de una entrevista de radio transitaba en su vehículo por la avenida Vicente Guerrero y que al llegar a la avenida Adolfo López Mateos le cerraron el paso.

Añadió, que del Jeep Liberty que le cerró el paso, bajó un sujeto con la intensión de dirigirse a ella, por lo que en un instinto de sobrevivencia, aceleró de reversa a su unidad para tratar de escapar del presunto agresor.

Posteriormente, solicitó el apoyo de la corporación, la cual ordenó el despliegue de varias unidades para auxiliarla. En esta acciones, una patrulla resguardó a la quejosa mientras que el resto, trató de ubicar a los ocupantes del jeep anaranjado.