Dictan auto de formal prisión a sacerdote Gil Torres

El juez Abel Rodríguez Ramírez, con sede en el Centro De Reinserción Social del Estado en la Delegación Municipal de La Pila, dictó formal prisión a quien fuera detenido el 27 de junio.

SLP

El sacerdote Guillermo Gil Torres recibió auto de formal prisión por el delito de abuso sexual agravado sin derecho a fianza. El prelado había sido detenido el pasado día 27 de junio luego de que en mayo, familiares de un menor de edad, presentaron denuncia contra el entonces párroco de la iglesia de Santa Rosa de Lima de la colonia 21 de marzo perteneciente al municipio de Soledad de Graciano Sánchez.

El Juez Cuarto del Ramo Pena, Abel Rodríguez Ramírez, con sede en el Centro De Reinserción Social del Estado en la Delegación Municipal de La Pila, dictó la formal prisión al sacerdote que ya se encuentra suspendido de sus labores ministeriales por parte de la Arquidiócesis de San Luis Potosí.

Gil Torres fue detenido por agentes de las Policía Ministerial el pasado viernes en la avenida Himno Nacional cuando viajaba en su vehículo. De hecho, desde días antes se le seguía y vigilaba pues solo se estaba a la espera de la orden de aprehensión para detenerlo.

Luego de que a mediados del mes de mayo el sacerdote fue denunciado, la Arquidiócesis lo separó del cago como una medida cautelar en tanto las autoridades civiles investigaban sobre la denuncia. Frente a eso, en varias ocasiones, feligreses de la iglesia de Santa Rosa de Lima habían solicitado el regreso de Gil Torres pues consideraban que era inocente.

Como lo había ofrecido el arzobispo, Carlos Cabrero, la Arquidiócesis se ha mantenido ajena al proceso legal en contra de Gil Torres que hasta el momento de recibir el auto de formal prisión no recibió apoyo legal de la iglesia.

Mientras tanto, el ex sacerdote Eduardo Córdova Bautista, acusado de cometer abuso sexual en contra de menores de edad, aún se encuentra prófugo. A una semana de que un juez obsequió orden de aprehensión a la Procuraduría General de Justicia, el presunto pederasta no ha sido localizado.