• Regístrate
Estás leyendo: "Diálogo en la oscuridad", una experiencia para concientizar
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 22:34 Hoy

"Diálogo en la oscuridad", una experiencia para concientizar

La exposición abrió sus puertas ayer al público en general en el Planetario Alfa. Ahí, los asistentes recorren tres salas completamente en penumbras utilizando solo un bastón guía y sus sentidos. Estará hasta el 12 de agosto de 2018.

Publicidad
Publicidad

Gustavo Mendoza Lemus

Un grupo de cinco personas, con un bastón guía como única herramienta, cruza la penumbra en la exposición Diálogo en la oscuridad, dentro del Planetario Alfa.

Es necesario estar atento a las indicaciones de Carmen, quien es la guía en la exposición y apresura a no quedarse atrás en el recorrido.

“¿A qué huele, qué escuchan?”, pregunta con insistencia, mientras los participantes tropiezan con sus bastones guías y no logran identificar en dónde se encuentran.

De la nada, un aroma a pino y el sonido de agua dan algunas pistas sobre el sitio: un parque imaginario donde niños juegan en los columpios y el césped está perfectamente recortado.

“¡Esto es una fuente!”, gritó uno de los participantes. Uno más, exclamó: “¡Aquí hay una banca!”.

Vivir la experiencia

La asociación civil Diálogo en la oscuridad y el Planetario Alfa abren al público una experiencia diferente, con la cual buscan concientizar cómo es el mundo de las personas con debilidad visual.

En la exposición Diálogo en la oscuridad, que abrió al público ayer, el usuario recorre tres salas completamente en penumbras utilizando solo un bastón guía y sus sentidos.

El ejercicio propone experimentar, de una manera lúdica, cómo es la vida cotidiana de una persona con debilidad visual, al tener que salir a la calle o pagar en una cafetería.

Se trata de un proyecto que se presentó por primera vez hace 10 años en el Parque Fundidora. La asociación Diálogo en la Oscuridad realiza con frecuencia diversas actividades que buscan fomentar una cultura de adaptación de la ciudad hacia las personas débiles visuales o ciegas.

“La ciudad no está preparada, estamos muy lejos de tener adecuaciones para los débiles visuales”, añade Carmen.

“¡Ten cuidado!”

Cada sala es una representación de cómo es una calle común, solo que sin luz.

Al dar un paso para bajar lo que parece un escalón, la voz de Carmen alerta: “¡Cuidado, que vas a cruzar una calle!”.

La reacción inmediata es detenerse en seco al no tener visión de lo que pasa alrededor. La guía recomienda afinar el oído, escuchar el sonido del motor en los autos detenidos para cruzar con mayor seguridad.

“Hay gente amable en la ciudad, nos ayudan a cruzar la calle o a identificar un producto en el súper mercado”, expresa.

Quien ha guiado con toda la seguridad por el recorrido es Carmen Corona, quien tiene debilidad visual. Está casada y es madre de familia, además de trabajar con la asociación Diálogo en la Oscuridad como facilitadora.

Sin embargo, son los visitantes a la exposiciones quienes constantemente tropiezan entre ellos, tienen miedo de dar un paso o se angustian por no ver nada a su alrededor.

“Para nosotros es muy difícil conseguir empleo, nos dicen que no cumples con el perfil o que después te llaman. Aquí buscamos que el público se concientice de esta problemática”, afirma ya al terminar el recorrido.

La exposición Diálogo en la oscuridad permanecerá en el Planetario Alfa hasta el 12 de agosto del 2018. El recorrido dura 45 minutos y se recomienda que niños mayores de 5 años acudan acompañados de un adulto.

El costo de ingreso es de 120 pesos y 80 con algún tipo de descuento, e incluye el boleto para el museo. Informes al teléfono 8303 0001 en la extensión 124.

A detalle

El ejercicio propone experimentar, de una manera lúdica, cómo es la vida cotidiana de una persona con debilidad visual.

El costo de ingreso es de 120 pesos y 80 con algún tipo de descuento, e incluye el boleto para el museo, se informó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.