Tixtla, sin Día de Muertos

El panteón municipal lleva 45 días inundado por las intensas lluvias que provocaron el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel.
Día de Muertos
Día de Muertos (Milenio)

Guerrero

El día de muertos no será celebrado en Tixtla, Guerrero. El panteón municipal lleva 45 días inundado por las intensas lluvias que provocaron el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel.


Cientos de tumbas están bajo el agua y decenas de cruces flotan en el lugar. El nivel del agua, en una zona del cementerio, supera el metro de altura, por eso solo algunas criptas, las más grandes, se alcanzan a observar.


"Tenemos más de un mes y medio así; al principio el agua que se desbordó de la laguna era verde, ahora es negra y el olor putrefacto aumenta día con día", describió Orlando González, administrador del panteón.


Cifras de la alcaldia indican que es una de las áreas donde se han reportado más infecciones en la piel.


"Le pedimos al gobierno de Guerrero que la Secretaría de Salud estatal realizara un monitoreo para identificar la calidad del agua y aire en este lugar porque identificamos que el olor es muy penetrante", comentó Gustavo Alfredo Alcaraz, alcalde de Tixtla.


El panteón se convierte en una verbena popular durante el 1 y 2 de noviembre. Los habitantes llegan a las criptas con comida, flores, alcohol y mariachis.


Otra de las festividades se realiza en la calle Igualdad, vía que conecta al panteón con la zona centro. Cada 31 de octubre los tixtlecos colocan, en cada esquina de esta vialidad, arcos florales en honor a sus muertos.


La celebración, conocida como los arcos del Día de Muertos, tampoco se realizará este año.


Aunque el nivel del agua descendió, a mes y medio del desbordamiento de la laguna, aún hay más de 6 mil afectados y más de mil casas bajo el agua.


"Muchos quieren entrar, nos dicen que vendrán en lanchas a dejar ofrendas a sus muertos, no les importan las condiciones en las que estén las tumbas;", dijo el encargado del panteón.


"A la gente le pedimos que por su seguridad no intenten visitarlo, las criptas no se ven y es peligroso ingresar al lugar; el nivel del agua en la entrada es de 80 centímetros, por lo que es imposible caminar ahí", pidió el alcalde.