Presentan denuncia penal contra exfuncionarios del gobierno de Mexicali

Se les acusa de haber vendido predios por debajo del costo catastral y sin licitación a sus familiares y por el desvío de 183 mdp de un fideicomiso para indemnizar a deudos de trabajadores ...

Mexicali

El Ayuntamiento de Mexicali interpuso una denuncia penal contra exfuncionarios de la administración anterior por la venta de predios a sus familiares a  precios muy por debajo del valor catastral y sin licitación de por medio, y el desvío de 183 millones de pesos de un fideicomiso que crearon para indemnizar a deudos de trabajadores municipales que fallecieran en su gestión.

Gabriel Tobías Duarte y Paulo César Hernández Moreno, ambos secretarios del gobierno municipal en Mexicali durante la pasada administración, son dos de los acusados por presuntamente vender terrenos a familiares y amigos cercanos, por lo que ya se presentó una denuncia ante la Procuraduría de Justicia del Estado (PGJE), confirmó la Oficial Mayor de ese municipio, Maribel Avilés Osuna.

Dijo que fue el Órgano de Fiscalización Superior en Baja California (Orfis) el que detectó las anomalías, y posteriormente se interpuso el recurso legal correspondiente a los ejercicios 2012 y 2013, bajo el argumento de incumplimiento con Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos para el Estado de Baja California, el cual incluye a más ex funcionarios que compraron terrenos en la capital del estado y los vendieron por debajo de su valor catastral.

"Aquí en la auditoría señala a Nayeli Miranda Pelayo, ex esposa del ex secretario del 20 Ayuntamiento Paulo César Hernández Moreno, y Lourdes Romina Castellanos García, esposa del exsecretario del 20 Ayuntamiento, Gabriel Tobías Duarte. Habla de unos terrenos que se adquirieron por 43 millones 85 mil pesos y que se vendieron posteriormente a familiares de los funcionarios a un precio de venta menor al del valor catastral y a plazos; algunos a seis meses algunos a 60 meses".

Avilés explicó que algunos de los terrenos están ubicados en las privadas Campestre y Residencial Verona, predios en los que el valor catastral es de 950 pesos el metro cuadrado, pero se vendieron a 65 pesos, resultando una diferencia de casi 30 millones de pesos por terreno.

Además, Avilés Osuna confirmó que también se levantó otra denuncia ante la PGJE por el desvío de 183 millones de pesos correspondiente a la Indemnización por Riesgo Laboral durante junio de 2011 a noviembre de 2013, mediante presunta simulación de actos, contratos y un Fideicomiso, sin consentimiento alguno de los trabajadores.

Esta cantidad fue retenida por el 20 Ayuntamiento de Mexicali pero no fue reportada a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y se desconoce su destino final, por lo que incluso generó al municipio una deuda de 50 millones de pesos ya que no se entregó este beneficio a los deudos durante ese periodo, puntualizó la oficial mayor.

"Ese dinero de más de 183 millones no aparece por ningún lado. Ni lo reportaron, ni está en alguna cuenta a favor del Ayuntamiento.

Aparentemente el Fideicomiso era para pagar los seguros de vida a los familiares de los trabajadores fallecidos. En ese ínter murieron más de 50 personas y únicamente a nueve se les hizo un 'abonito', lo cual nos deja un adeudo pues de 50 millones de pesos.

La deuda es nuestra porque nosotros tenemos la obligación de pagarle a cada familiar de trabajador fallecido 50 meses de salario", aseveró Avilés Osuna.

Comentó que será el Orfis el organismo que determine las responsabilidades administrativas en cada caso y la PGJE el resultado en el ámbito legal.