Detienen a líder regional de la CNTE en el Istmo de Oaxaca

Heriberto Magariño López contaba con una orden de aprehensión por el delito de robo agravado. Durante los comicios del 2015 fue detenido en Tehuantepec, pero fue liberado.

Oaxaca

Elementos de la Policía Federal, en operativo conjunto con la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, detuvieron a Heriberto Magariño López, líder de la sección 22 de la región del Istmo de Tehuantepec, en esa zona.

Magariño López, es considerado uno de los principales líderes seccionales que incita a la movilización y actos vandálicos en Oaxaca y la zona de Valles, y se da a una semana de que inicie el paro de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

El pasado 28 de marzo, encabezó las movilizaciones de la CNTE en Salina Cruz.

La Policía Federal informó que que los trabajos de investigación ubican a Magariño López,  originario de Juchitán de Zaragoza, como integrante y jefe regional de la CNTE y del Partido Obrero Socialista, quien presuntamente encabezó y participó en acciones de protesta, de un grupo que ocasionó actos vandálicos a edificios públicos  y  bloqueos, en vías de comunicación, así como en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Oaxaca.

Hace casi un año, durante el proceso electoral, fue detenido cuando encabezó los disturbios en el Consejo Distrital 5 de Tehuantepec donde saquearon equipo y quemaron papelería. Sin embargo, fue liberado al día siguiente sin que hubiera una explicación.

Aún faltan por ejecutar 30 órdenes de aprehensión, entre ellas, la de Mohamed Otaqui, quien era el vocero oficial de la CNTE, y el cual reapareció ayer durante un mitin de José Antonio Estefan, candidato de la coalición PAN-PRD, al que le solicitó dejaran de acosar a los maestros.

Hoy, la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores emitió una convocatoria para todas sus bases para que se sumen al paro indefinido que están convocando a partir del lunes.

Además, anunció una marcha para el domingo 15, Día del Maestro, como parte del inicio de su resistencia y para exigir una mesa de diálogo con el gobierno del estado para que anule el decreto de la transformación del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.