Detectan agua con gasolina en otro poblado de Cuernavaca

Habitantes de Acapantzingo exigen al titular del Sapac analice y detecte el origen de la contaminación. Envían pipas de agua a la comunidad, así como una planta potabilizadora.
Pobladores temen que las fugas de tomas clandestinas de la zona norte de la ciudad, terminaron por contaminar el subsuelo, mantos y escurrimientos que llegan hasta Acapantzingo.
Pobladores temen que las fugas de tomas clandestinas de la zona norte de la ciudad, terminaron por contaminar el subsuelo, mantos y escurrimientos que llegan hasta Acapantzingo. (David Monroy)

Cuernavaca

Habitantes del poblado de Acapantzingo, denunciaron que desde este fin de semana el agua que reciben en sus casas, presenta un sabor y un aroma similar al de la gasolina, por lo que exigieron al Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac), inicie los análisis y detecte el origen de la contaminación.

TE RECOMENDMOS: Suspenden agua en Ocotopec por presencia de gasolina

Abel Quevedo, ex ayudante municipal de este poblado, insertado dentro de la capital del estado de Morelos, aseguró que Sapac está obligado efectuar las medidas necesarias para sanear el agua, pero también a detectar cuál es el origen de la contaminación, porque en la zona no existe o no se conoce abiertamente el paso de ductos con combustible como sucede en otros puntos de Cuernavaca.

Acapantzingo es una de las zonas que mayor agua tiene de la ciudad de Cuernavaca. Los llamados ejidos son zonas verdes, donde hay varios arroyos y riachuelos de donde la gente toma agua para sus casas o negocios, pero el agua que llega a su casa, vía tubería, es la que reportan contaminada, por lo que consideran que el asunto viene de "más arriba" de la zona norte de Cuernavaca.

Quevedo, quien es vecino de la zona y además ha sido alto funcionario municipal, indicó que la población tiene el temor y han tejido la hipótesis de que ante la falta de ductos de gasolina en la zona (sur de Cuernavaca), las fugas de tomas clandestinas de la zona norte de la ciudad, han terminado por contaminar el subsuelo, mantos y escurrimientos que llegan hasta el poblado de Acapantzingo y la zona conocida como Ejidos de Acapantzingo, donde la actividad principal es la horticultura.

El entrevistado y decenas de personas más, se congregaron la mañana de este martes en el centro de esparcimiento conocido como "Los Sabinos", donde se reunieron con autoridades de la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y del mismo Sapac, quienes llevaron hasta el lugar una maquina potabilizadora y un par de pipas de agua, sin embargo, los afectados aseguraron que ello no es suficiente para remediar su problema, pues desconfían que las autoridades continúen con los análisis y limpien el agua.

Los habitantes afectados pidieron a los medios de comunicación retirarse del lugar y no solicitar entrevistas directas, las cuales serán otorgadas en los siguientes días.

En tanto, el titular del Sapac, José Pérez Torres, reconoció que de nueva cuenta había sido localizada agua que tenía olor y sabor a gasolina, por lo que fueron enviadas pipas de agua a la comunidad así como una planta potabilizadora, la cual permanecerá en el lugar hasta que toda el agua "sea limpiada".

Ocotepec, el antecedente

Hace casi tres semanas, pobladores de Ocotepec –al norte de Cuernavaca- y a siete kilómetros lineales de Acapantzingo, denunciaron la contaminación de su agua por la filtración de gasolina a sus pozos y depósitos de líquido, lo que llevó a suspender el servicio de la misma por más de 72 horas.

Las autoridades de Protección Civil de Cuernavaca detectaron que el origen de la contaminación fue una fuga de gasolina proveniente de una toma clandestina de hidrocarburo, muy comunes –de un par de años a la fecha- en la región, ya que por la zona pasan los doctos con combustible.

Apenas este fin de semana el agua el problema quedó resuelto a pesar de que Sapac se había comprometido que desde el domingo 30 de agosto a que el agua estaría lista para su uso.

MMR