Costaría 40 mdp depurar nómina en la Ss de Guerrero

El titula de al dependencia reconoció que hay más trabajadores administrativos que médicos. Se despedirán a 83 empleados, mientras que 998 están sujetos a un proceso de revisión.

Chilpancingo

El secretario de Salud en la entidad, Lázaro Mazón Alonso reconoció en el Congreso local que en la nómina de la dependencia existe más personal administrativo que médicos generales, luego sostuvo que depurar la nómina tendrá un costo aproximado de 40 millones de pesos, por monto que representa el pago de liquidaciones.

La información se dio a conocer en una reunión de trabajo requerida por la Comisión de Salud del Poder Legislativo de Guerrero.

El diálogo fue requerido luego de que se difundió la revisión contractual de 998 trabajadores; entre administrativos, eventuales y de confianza.

Roger Arellano Sotelo, presidente en funciones de la Comisión legislativa de referencia, dijo que la petición de que Mazón Alonso se presentará ante los diputados derivó de la forma en que se manejó la versión del inminente despido de casi mil empleados.

Vario de los afectados adjudicaron la orden a un acto de represión ordenado desde el gobierno estatal, una consecuencia por el destape de Mazón Alonso como aspirante a la gubernatura de Guerrero por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Arellano Sotelo indicó que la Contraloría General del estado, mediante un oficio emitido el 14 de junio ordenó una revisión de la nómina en el sector Salud.

"En atención a la recomendación realizada por el contador público Antonio Arredondo Aburto, contralor general del estado, mediante el oficio CGE/0777/2014 relativo a los 998 contratos de personal eventual y administrativo autorizados en el ejercicio fiscal 2011 y 2012, de los cuales refiere no atienden las necesidades médicas del sector salud, al respecto le solicito que a partir de la fecha no se expida ningún tipo de contrato a personal administrativo dentro de ninguna unidad u oficina de esta dependencia".

El secretario Mazón Alonso aseveró que hasta el momento son solo 83 los empleados que van a despedirse, mientras que los demás están sujetos a un proceso de revisión.

Informó que en la Secretaría de Salud (Ssa) existen siete mil 500 trabajadores en nómina, de ellos mil 706 son médicos; 383 especialistas, dos mil 187 enfermeras, mil 082 paramédicos y dos mil 148 administrativos.

Entre los 998 trabajadores sujetos a revisión hay administrativos, músicos y maestros de teatro.

La existencia de músicos y maestros de teatro en la plantilla de la Ssa, de acuerdo al funcionario se debe al hecho de que hay una nueva estrategia implementada en la dependencia y que es la risa y musicoterapia, que fundamentalmente se implementa con los enfermos de cáncer.

Enfatizó que no se pretende despedir a nadie, pero reconoció que se trata de renovar el contrato, que desde hace tres años firmaban cada seis meses.

En el caso de los 94 activadores físicos que se mantienen en la institución, dijo que el gobernador Ángel Aguirre Rivero asumirá los gastos derivados del concepto de nómina.

La mayoría de los activadores son maestros de educación física y forman parte de una política implementada por la Secretaría de Salud nacional, que le apuesta a la prevención de las enfermedades crónico degenerativas.

Cada activador tiene un sueldo mensual de siete mil 551 pesos, lo que equivale a una inversión de 679 mil 610 pesos mensuales por todos los activadores.

Verónica de Muñoz Parra, presidenta con licencia de la Comisión de Salud hizo un llamado al titular de la Ssa para que revise bien cada expediente de los trabajadores potencialmente despedidos, con la intención de no frenar una injusticia.

"No hay que olvidar que cada trabajador es una familia que se quedaría sin esta entrada de dinero a su casa, lo que repercutiría de manera directa a la economía familiar", apuntó.

Mazón Alonso aclaró que los despidos se harán efectivos principalmente en los casos de trabajadores administrativos que tienen quejas, lo mismo por maltrato hacia los usuarios que por faltas cometidas en el desarrollo de sus funciones.

Explicó que cada proceso se desarrollará con base a la Ley Federal del Trabajo, lo que podría generar un gasto de hasta 40 millones de pesos, debido a que a cada trabajador le correspondería un total de 40 mil pesos de liquidación para finalizar la relación laboral.