Católicos marchan contra el aborto en Guerrero

Al menos dos mil creyentes católicos se manifestaron contra la propuesta de despenalización del aborto, enviada por el gobernador Ángel Aguirre al Congreso local, en la plaza central de Chilpancingo.

Chilpancingo, Guerrero

Al menos dos mil creyentes católicos se manifestaron contra la despenalización del aborto en la plaza central de Chilpancingo en un intento por frenar la iniciativa enviada por el gobernador Ángel Aguirre Rivero al Congreso local.

La movilización de los religiosos comenzó después de las 17:00 horas del domingo 11 de mayo, como una primera reacción que la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, a cargo del obispo Alejo Zavala Castro, tiene para ratificar su oposición.

En la plaza central Primer Congreso de Anáhuac, los seguidores de la iglesia lanzaron consignas a favor der la vida y descalificaron el intento por regular legalmente la práctica del aborto antes de las 12 semanas, pues lo calificaron como una forma de legalizar la muerte de un ser indefenso.

Con mantas en las que aparecen bebés crucificados, sacerdotes, monjas y laicos, principalmente menores de edad pidieron que el gobierno estatal meta reversa a la propuesta de reforma a la ley 1212 de salud.

Dijeron que un embrión ya no es parte del cuerpo de una mujer, si no que se trata de un organismo diferente, que tiene vida propia y que en consecuencia, interrumpir el aborto por el método que sea implica cometer un crimen.

Reprocharon que la reforma planteada al Congreso local no resolverá el problema de la pobreza, por eso en sus mantas colocaron imágenes de la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) de la federación, Rosario Robles Berlanga, quien hace unas semanas reprochó que los pobres tuvieran muchos hijos para acceder a recursos del programa oportunidades.

"Sabía usted que en el Congreso se trabaja una propuesta contra la vida", consignaban varias de las pancartas que la tarde del domingo se exhibieron en la plaza de armas.

Colocaron su aparato de sonido en el rincón izquierdo de la plaza, casi frente al monumento de José María Morelos y Pavón, quien fue excomulgado de la iglesia por sumarse a la guerra de independencia convocada por otro sacerdote proscrito, Miguel Hidalgo y Costilla.

Los representantes de Poder Laico, organización filial de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, dieron a conocer que la del 11 de mayo fue solo una primer manifestación de fuerza, no descartan la posibilidad de volver a salir a las calles si las comisiones legislativas de Salud, Justicia y Equidad de Género deciden darle cauce a la iniciativa del gobernador Aguirre Rivero.