No estaba desparecido, sino oculto en el monte: líder de UPOEG

Ernesto Gallardo, coordinador de Seguridad de la UPOEG que fue reportado como desaparecido, dijo que huyó de policías municipales de Tierra Colorada que pretendían entregarlo al crimen organizado.
Ernesto Gallardo, coordinador de Seguridad de la UPOEG que fue reportado como desaparecido, dijo que huyó de policías municipales de Tierra Colorada, Guerrero, que pretendían entregarlo al crimen organizado.
Ernesto Gallardo, coordinador de Seguridad de la UPOEG que fue reportado como desaparecido, dijo que huyó de policías municipales de Tierra Colorada, Guerrero, que pretendían entregarlo al crimen organizado. (Javier Trujillo)

Ayutla de los libres, Guerrero

Ernesto Gallardo, coordinador regional del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana de la UPOEG que fue reportado desaparecido la semana pasada, dijo que se encontraba oculto en el monte.

El 11 de noviembre, la Policía Ciudadana (PC) de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) detuvo al jefe de Seguridad Pública y 11 elementos de la Policía Preventiva Municipal de Tierra Colorada por la desaparición de Ernesto Gallardo Grande.

En entrevista, Gallardo explicó que policías del municipio de Juan R. Escudero, mejor conocido como Tierra Colorada, y sujetos armados lo persiguieron por supuestas órdenes la alcaldesa Elizabeth Gutiérrez Paz, quien, asegura,ordenó su captura para que lo entregaran al crimen organizado.

"Nunca lograron detenerme porque huí al monte y por los ruidos de un marrano. Me confundieron con un marrano y le dispararon, y yo logré huir", dijo.

"El objetivo era claro: agarrarme y entregarme con la maña (crimen organizado), y desaparecerme por el pleito casado con la presidenta, a la que hemos señalado de pertenecer al crimen organizado", explicó el coordinador del la UPOEG.

El miércoles pasado, casi 48 horas después de que intentaron capturar al coordinador de seguridad de la UPOEG, la alcaldesa reveló en conferencia de prensa que serían detenidos el comandante Medardo y Ernesto Gallardo por cargar con fusiles AK-47.

Gallardo dice que ese día no iba armado y que tampoco llevaba escoltas, por lo que era presa fácil de los uniformados que dice iban a detenerlo.