Se deslinda CNTE de Chiapas de grupos subversivos

Los maestros negaron tener relación con los grupos armados Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y Ejército Popular Revolucionario (EPR).

Chiapas

Frente a los señalamientos de los presuntos vínculos del movimiento magisterial en Chiapas con los grupos armados Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y Ejército Popular Revolucionario (EPR), la CNTE en Chiapas se deslindó de la insurgencia indígena comandada por el “subcomandante” Marcos y el grupo subversivo popular.

Haciendo uso de su derecho de réplica, la CNTE y cinco organizaciones más que actualmente mantienen diversas acciones radicales en Chiapas, emitieron un comunicado para rechazar los presuntos lazos con dichas organizaciones armadas que fueron difundidos en diversos medios de comunicación “escritos y digitales”.

“Negamos categóricamente las imputaciones que hacen de nuestro movimiento al vincularnos y mencionar que tenemos acuerdos tácitos con movimientos armados como el EZLN y el EPR, ya que no desarrollamos esa forma de lucha y de la que respetamos, por lo que se convierte en un señalamiento policiaco de quienes dirigen sus plumas (en referencia a las publicaciones), para justificar futuras acciones represivas en contra nuestra y de los que han participado en las diferentes movilizaciones”.

Incluso, negaron que el movimiento iniciado desde el pasado 28 de agosto con el paro de actividades educativas sea “violento”. “Es un ejemplo de satanización y estigmatización de las movilizaciones, que parten de la criminalización de la protesta, pobreza y movilización popular”.

Justificaron “todas y cada una de las tomas de presidencia, bloqueos volanteos carreteros, brigadeos, marchas, plantones”por el “hartazgo social” y la participación de diferentes sectores organizados, “que se encuentran descontentos ante la realidad lacerante que impera en México”.

En contraparte, a 53 días de paro que se cumplen este domingo, el saldo del movimiento magisterial ha afectado significativamente a diversos sectores, entre estos el comercio que ha caído en picada un 80 por ciento según estimaciones de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco-Servitur) en Chiapas y el cierre de decenas de microempresas en el centro del estado.

Más de una decena de reporteros locales y nacionales han sido agredidos, incluso sexualmente, y se han registrado robo de equipo como cámaras de video y fotografía, además de amenazas.

También dos alcaldías fueron saqueadas resultando con daños en puertas, ventanas y mobiliario, en tanto que la toma de edificios gubernamentales ha impedido el pago a docentes que se encuentran en servicio y burócratas en general, agresiones a automovilistas en la toma de casetas por negarse a "cooperar" con los paristas, entre otras denuncias ciudadanas.