Descartan nuevo paro en la policía de Oaxaca

El secretario de Seguridad Pública, Alberto Esteva, señaló que han convocado a dialogar a los policías que siguen inconformes.
Al menos unos 700 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca exigen aumento salarial, armamento, patrullas, uniformes y pago de viáticos.
Un grupo de nueve elementos de la Policía Estatal, que protagonizaron en septiembre pasado un paro de labores de 14 días, acudieron ante la justicia federal para solicitar el amparo y evitar que se ejecuten en su contra varias órdenes de aprehensión por la toma del cuartel de la policía. (Oscar Rodríguez)

Oaxaca

El secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Alberto Esteva Salinas, dijo que un nuevo paro en la Policía Estatal está descartado ya que se han atendido la totalidad de los reclamos expuestos por los policías inconformes.

Esteva Salinas anunció que antes de un año se habrá logrado aumentar en un 50 por ciento el salario del policía de tropa y se prevé aplicar un esquema de  escalón de ingresos diferenciados de 20 por ciento más de sueldo según el rango a cada mando como opera en la Gendarmería Nacional y adelanto que ya se presento al Congreso Local una iniciativa para mejorar las pensiones de los uniformados.

El secretario abundó que los policías estatales tienen un 36 por ciento más de ingreso a lo que recibían hace 4 años, precisando que el uniformado que menos gana recibe un sueldo de 8 mil 600 pesos mensuales, estimando que en un plazo de un año, podría percibir hasta el doble de su ingreso dependiendo de su capacitación y profesionalización académica.

Esteva Salinas rechazó que se haya despedido mandos internos, abundando que la totalidad de la corporación está siendo sometida al esquema de control de confianza federal.

-¿Secretario a que se debe que haya un nuevo descontento de los policías?

“Está muy claro que no es un asuntos generalizado, es la posición de un grupo minoritario que están siendo convocados a dialogar además de que se sigue desarrollando una agenda de atención para desahogar sus planteamientos donde se está escuchando todas las voces”

El fin de semana, un grupo de nueve elementos de la Policía Estatal,  que protagonizaron en septiembre pasado un paro de labores de 14 días, acudieron ante la justicia federal para solicitar el amparo y evitar que se ejecuten en su contra varias órdenes de aprehensión por la toma del cuartel de la policía  y las instalaciones estratégicas de dicha corporación, luego de las averiguaciones previas integradas por sus mandos en la Procuraduría General del Estado de Oaxaca (PGJO).

Los uniformados piden la suspensión por parte de un juez de distrito de las ordenes de arresto al tener libradas en su contra diversas averiguaciones previas por los delitos de motín, abuso de autoridad, robo y daños.

También reprocharon la falta de acuerdos con el gobierno estatal en la atención de su pliego petitorio.

Sostuvieron que como parte de la minuta firmada con el gobierno estatal se encontraba  el retiro de las denuncias penales instaurados en su contra por la toma del cuartel y otras instalaciones, además de la separación del cargo del titular de la Secretaria de seguridad Pública Estatal (SSPO), Alberto Esteva Salinas, a quien acusaron de confrontar a la tropa.

Anunciaron  por ello para el próximo lunes 20 de octubre un nuevo paro de labores para exigir respuesta a sus peticiones pendientes.

Los policías quienes temen por su integridad personal y la de sus familias, advierten que han sido víctimas de hostigamiento por parte de autoridades estatales, principalmente por mandos de la Secretaria de Seguridad Pública Estatal y por ello urgieron la intervención de la

Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que puedan tener derecho a medidas cautelares.