Publica Sagarpa protocolo para desastres naturales

El documento busca simplificar los trámites y agilizar el restablecimiento de la capacidad productiva de los afectados por una sequía, helada, granizada, nevada, lluvia torrencial o inundación.
Cada año, alrededor de 15 mil jornaleros hidalguenses caen en manos de “enganchadores”.
El protocolo contempla hacer llegar estímulos a los productores damnificados. (Archivo)

Ciudad de México

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) publicó el Protocolo para la atención expedita ante la ocurrencia de desastres naturales en los sectores agropecuario, acuícola y pesquero, lo que permite simplificar trámites y agiliza el restablecimiento de la capacidad productiva de los afectados.

En el Diario Oficial de la Federación se detalla que si algún fenómeno natural, ya sea sequía, helada, granizada, nevada, lluvia torrencial, inundación significativa, tornado, ciclón, erupción volcánica, maremoto, terremoto y movimiento de ladera afecta cultivos, ganado, granja acuícola o artes de pesca, se debe reportar de inmediato para que las autoridades lo atiendan, con base en cuatro acciones:

La primera es reportar el daño, ya sea en el Centro de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader), el Distrito de Desarrollo Rural (DDR) de la Sagarpa, oficina de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, o su equivalente en el gobierno de la entidad federativa, más cercana a su domicilio.

Como segundo paso, la Sagarpa instruye a los afectados a recibir al personal del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), del gobierno del estado y la dependencia, para realizar recorridos de campo en la zona reportada como dañada.

Como tercera acción se deben proporcionar los datos que los ajustadores de las compañías de seguros o de los fondos de aseguramiento soliciten sobre las afectaciones reportadas.

Y finalmente, la cuarta acción prevé hacer llegar los estímulos a los productores damnificados, si la afectación registrada califica, a fin de que no se detenga su actividad productiva.

Una vez presentado el diagnóstico de daños, la Dirección General de Atención al Cambio Climático en el Sector Agropecuario dará aviso, vía electrónica, a varias instancias para que se emitan medidas complementarias emergentes, como pagos anticipados, reestructuración de carteras, reparación de infraestructura básica y contingencias sanitarias, conforme a la normatividad aplicable y disponibilidad presupuestal.