IP pide declarar a Oaxaca zona de desastre económico

La Coparmex y 19 cámaras empresariales solicitaron al presidente Enrique Peña Nieto que haga esta declaratoria, a la par de que se resuelva el conflicto magisterial y se restablezca la paz.
Los empresarios llamaron al gobierno federal a declarar el estado como desastre económico.
Los empresarios llamaron al gobierno federal a declarar el estado como desastre económico. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

La Confederación Patronal de la República Mexicana y 19 cámaras empresariales, entre ellas la Asociación de Hoteles y Moteles de Oaxaca (AEHyM) y la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac), lanzaron una llamado al presidente Enrique Peña Nieto para declare zona de desastre económico al estado Oaxaca, a la par de que se resuelva el conflicto magisterial, se restablezca la paz, el orden público y el estado de derecho.

Los empresarios advierten que las condiciones en Oaxaca son las de un estado de excepción por la falta de condiciones de orden y ante la situación de la economía que es gravemente afectada y lastimada por los bloqueos carreteros que se reportan en la zona de la mixteca y la región del Istmo de Tehuantepec.

Los empresarios exigieron que se aplique la ley para retirar y despejar las carreteras que están tomadas por grupos de inconformes.

En conferencia de prensa demandaron que la Comisión Nacional de Derechos Humanos investigue y revise los abusos policiales que se han cometido en contra de maestros y activistas y que haya justicia.

"Pedimos que haya una investigación apegada a derecho que llegue a fondo a fin de deslindar las responsabilidades que sean necesarias y se sancione y castigue a los que cometieron abusos y excesos de fuerza", informó.

A la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación le pidieron que se deslinden de los actos vandálicos y se replieguen para que se terminen las acciones violentas y se instale el diálogo con las autoridades.

Demandaron castigo contra los grupos de la delincuencia y vándalos que están aprovechando el entorno para generar actos delictivos y saqueos.

A los actores políticos que no son de Oaxaca, les recomendaron abstenerse de emitir comentarios o posicionamientos que no abonan a la paz y solución de este problema.

Dijeron que les preocupa la violencia y los saqueos que se están registrando, por lo que demandaron la aplicación del estado de derecho para que se tengan condiciones de seguridad. Al sostener que no estaban en contra de los maestros, afirmaron que deberían de trabajar para que se tenga un modelo educativo adecuado, pero siempre a través de las vías que manda la ley.

Solicitaron a los gobiernos federal y estatal que actúen de acuerdo a lo que la ley indica para que no se tengan afectaciones.

Aceptaron que la fiesta de la Guelaguetza le preocupa no sólo al sector empresarial, sino a la sociedad en general, por lo que confiaron en que se logren soluciones rápidas para que se puedan tener beneficios en todo Oaxaca.

"Si estos grupos siguen accionando hasta dañar los festejos de la Guelaguetza se asestará un golpe mortal, un tiro de gracia a la economía, cuyo golpe será mortal y no podrá superarlo en muchos años", indicaron.