Centro Histórico de Mérida no está en riesgo: INAH

Antonio Vega, especialista de Monumentos Histórico, dijo que los derrumbes que se han suscitado en la zona han sido por errores humanos, no por las construcciones. 
Los bomberos usaron una grúa para revisar el predio.
Los bomberos usaron una grúa para revisar el predio. (Twitter)

Mérida

El Instituto Nacional de Antropología e Historia remarcó que el Centro Histórico de Mérida no se encuentra en riesgo de derrumbe y atribuyó a errores humanos los recientes casos de predios antiguos que se han desmoronado en la capital de Yucatán.

El especialista de la Dirección de Monumentos Históricos del INAH Yucatán, Antonio Vega Rangel, detalló que un diagnóstico preliminar arrojó que en el caso del primer derrumbe, que dejó como saldo 12 personas heridas, esto se debió a que se derribó un muro divisorio del predio para efectuar alguna obra, lo que provocó que el techo careciera de un soporte para mantenerse firme.

El INAH tiene un amplio catálogo de predios considerados históricos en Mérida, a la par de que hay una amplia demanda inmobiliaria principalmente de extranjeros que rehabilitan las construcciones para quedarse a vivir en México o para establecer hosterías.

Vega Rangel reiteró que los derrumbes en el centro de Mérida han sido por error humano en los trabajos realizados al inmueble y la vibración por el paso de los autobuses que a diario se estacionan en la calle, como causantes del derrumbe del predio ubicado en la calle 54 entre 65 y 67 del Centro Histórico.

El problema se complicó debido a la vibración que los autobuses generan en el suelo, tanto al transitar como al estacionarse frente al predio, dado que esa calle sirve como paradero de varias rutas de camiones de transporte urbano de pasajeros.

‘Al quitar la pared de soporte del edificio el techo ya no tenía soporte y si a esto sumamos las vibraciones de los camiones era obvio el desplome’, apuntó el especialista.

Asimismo, descartó la necesidad de derribar los edificios aledaños al predio derrumbado, ya que al parecer no representan peligro además de su valor histórico, pues tiene una antigüedad de 200 años.

Vega Rangel indicó que por lo pronto el INAH Yucatán solo ha realizado una inspección ocular al predio en cuestión, de donde se obtuvieron las anteriores hipótesis, mismas que serán confirmadas durante la elaboración del respectivo peritaje, el cual aún no inicia debido a que Protección Civil mantiene resguardada el área de derrumbe.