• Regístrate
Estás leyendo: Derrumbe de casas no fue un accidente: Jaime Rodríguez
Comparte esta noticia

Derrumbe de casas no fue un accidente: Jaime Rodríguez

El gobernador de Nuevo León aseguró que la tragedia ocurrió por un acto de irresponsabilidad y pidió al procurador que de manera personal dé seguimiento a este caso.

Publicidad
Publicidad

Para Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, el derrumbe de casas en el fraccionamiento Antigua no fue un accidente, sino un acto de irresponsabilidad, por el cual se perdieron vidas y patrimonio y tiene que haber responsables.

Ante esto, pidió al procurador en la entidad, Bernardo González Garza, que de manera personal le dé seguimiento a este caso y defina, tras una investigación de los hechos, quiénes son responsables de la tragedia en la que dos personas fallecieron.

"Le he estado pidiendo al procurador que él personalmente esté viendo el asunto, tiene que haber responsables, obviamente, este no es un tema de un accidente, es un tema de responsabilidad y veremos quién es el responsable.

"Yo no quiero adelantar vísperas en ese sentido y será la autoridad en la investigación que se está haciendo (la que defina esas responsabilidades)", comentó el mandatario.

De acuerdo a Rodríguez Calderón, las responsabilidades están en la cuestión de los permisos, la supervisión y el seguimiento en este tema.

"Tiene que ver con la investigación de los permisos, quién otorgó los permisos, quién no hizo la supervisión, tiene que haber responsables en este sentido.

"Es el patrimonio de familias que se ha visto afectado y también la vida de unas personas que por la irresponsabilidad de quien sea tiene que tener una consecuencia", destacó.

Aunque no quiso "adelantar vísperas", el gobernador aseguró que existe responsabilidad por parte de la autoridad municipal.

"Por no respetar la ley y por no hacer lo que dice la ley, la autoridad también tiene una responsabilidad", puntualizó Jaime Rodríguez Calderón.

Ley de Desarrollo Urbano debe promover el crecimiento vertical

Debido a los grandes problemas que existen por el crecimiento horizontal y desordenado en los municipios, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón aseguró que lo que la entidad necesita es una Ley de Desarrollo Urbano que promueva el desarrollo vertical.

Además, destacó, no debe de ser una ley que sólo limite el accionar de los constructores, sino de la misma autoridad.

De igual forma, señaló, no debe de ser una ley forzada, sino una sustentable.

"La idea es que tengamos una ley que no sea una ley forzada, que sea una ley que sea sustentable, que los desarrolladores entiendan también que no pueden estar creciendo así a su conveniencia, y que tengamos una ley que se aplique y que no tengamos los problemas que tuvimos con el derrumbe (en el fraccionamiento Antigua)", comentó tras entregar medallas en el evento escolar ¡A correr que se ocupa!, en el Parque Niños Héroes.

Dentro de los problemas del crecimiento desordenado, mencionó, está la problemática de llevar los servicios a lugares lejanos, mismos que dejan a las familias que los habitan, lejos de escuelas y hospitales.

"La idea es que la Ley de Desarrollo Urbano sea una que promueva el crecimiento hacia arriba, que tengamos ya no el crecimiento desmedido que tenemos hacia afuera.

"Porque tenemos grandes problemas en la falta de agua, en la prestación de servicios, en el transporte", indicó.

Por otra parte, el mandatario neolonés hizo un llamado a los alcaldes a evitar el crecimiento desordenado en sus territorios.

"Es tiempo de que los presidentes municipales entiendan que el crecimiento de sus municipios no tiene que ser desordenado, que también la autoridad sea limitada por la ley y no sólo aquel que construya", precisó Rodríguez Calderón.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.