No más derrames en ríos de Sonora: Navarrete Prida

El secretario del Trabajo dice que los análisis realizados a pozos y animales muertos reportan la ausencia de contaminantes peligrosos para la población.
Las medidas de seguridad e higiene impuestas a Grupo México aseguran que no habrá otro incidente como el ocurrido.
Las medidas de seguridad e higiene impuestas a Grupo México aseguran que no habrá otro incidente como el ocurrido. (Héctor Téllez/Archivo)

México

El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, garantizó que con las medidas de seguridad e higiene impuestas a Grupo México la mina Buena Vista del Cobre no volverá derramar tóxicos en los ríos Sonora y Bacanuchi, y agregó que hasta el momento los análisis realizados a pozos y animales muertos reportan ausencia de contaminantes peligrosos para la población.

“En este momento ya no hay riesgo para la población de un nuevo incidente, lo que hay es un incidente mayor que provocó la mayor catástrofe ecológica de México. Mi interés no es proteger a una empresa, sino garantizarle a la gente que no le va a volver a ocurrir un percance similar a corto, mediano y largo plazos, porque se tomaron las medidas adecuadas”, dijo.

Por ello, el funcionario federal anunció que la Comisión Intersecretarial para atender la contingencia por el derrame tóxico en Sonora, instalada el pasado 26 de septiembre, concluyó ayer la inspección a la mina con la emisión de 267 medidas técnicas —capacitación y vigilancia, certificación, compra de más equipo, monitoreo—, que la empresa deberá cumplir a la brevedad en beneficio de mil 700 trabajadores, porque de lo contrario se hará acreedora a 5 mil salarios mínimos de multa.

En conferencia de prensa, el titular de la Secretaría del Trabajo, acompañado de un representante de Grupo México, dijo que el muestreo de contaminantes a cinco pozos arrojó que están dentro de los parámetros de la norma, por lo que se espera que a partir del 5 de octubre se levante la veda para que los habitantes tengan acceso al agua.

“Se espera que para los otros 17 pozos se tengan los resultados a más tardar el 5 de octubre”, acotó.

Navarrete Prida señaló que las autoridades de Arizona, en Estados Unidos, confirmaron que el río San Pedro tampoco representa un peligro para la población, cultivos y animales, y que la mancha inusual que apareció fue resultado del arrastre hecho por el huracán Odila.

El titular del Trabajo aclaró que el presidente Enrique Peña Nieto le asignó resarcir el daño a los afectados y se hizo mediante la creación de un fideicomiso por 2 mil millones de pesos, de los cuales ya fueron entregados 512 millones en una primera etapa.

Compete a la Comisión Nacional del Agua, a las secretarías del Medio Ambiente y de Economía determinar el procedimiento a seguir por el desastre ecológico provocado y si se quita la concesión a Grupo México.

“Los 2 mil millones de pesos no significa que ya se haya tasado el daño, ni que de aquí en adelante hay una regla por daño ecológico, a la salud, agricultura. Este es un asunto que no tiene que generar un precedente de tasar una equivalencia  de daño”, precisó. 

Por lo demás, Navarrete Prida aseveró que las dependencias involucradas en evaluar los daños a la salud no han encontrado evidencia de que los “animales están en riesgo en este momento por consumir agua contaminada”.

Las necropsias a los animales no presentan signos de intoxicación por materiales pesados.

Indicó que ya se otorgaron apoyos a 2 mil 318 agricultores de los 6 mil 800 que deberán constatarse en los hechos con el padrón oficial de los municipios.

Además, la Secretaría de Economía tiene un censo de mil 330 comercios para someterlo al comité técnico del fideicomiso para resarcir el daño a la microeconomía por parálisis de la zona.

Hasta ahora, agua y alimentos son seguros en la zona, los 19 casos con dermatitis y problemas digestivos no presentan afectaciones de salud, sino a su actividad productiva.

Asimismo, se espera que la zona vuelva a la normalidad mediante apoyos federales a la economía y a las familias.

“La secretaría no está dando espaldarazo a empresa alguna, se lo está dando a la gente, a 25 mil personas que resultaron afectadas y que les tenemos que cumplir porque así funciona la reparación del daño”.

Grupo México, abundó, reconoció su responsabilidad, lo que evitó un largo juicio, y recordó que la dependencia federal ha actuado imponiendo la mayor multa en la historia, por 13 millones de pesos, para indemnizar a las familias de mineros en San Luis Potosí que fallecieron por falta de medidas de seguridad.