Aplican Plan DN-III en comunidad de Tabasco

Muestras de agua tomadas en la zona crítica marcan que no existen riesgos para la salud.
Los militares apoyaron a la ciudadanía en el abastecimiento.
Los militares apoyaron a la ciudadanía en el abastecimiento. (Jorge Carballo)

Tabasco y México

El Ejército mexicano aplicó ayer por la tarde el Plan DN-III en la comunidad Pueblo Nuevo de las Raíces, Tabasco, donde al menos 4 mil personas padecen la falta de agua potable por el derrame de hidrocarburo en el río Teapa, ocurrido el pasado domingo.

El titular de la 30 Zona Militar, general Agustín Radilla Suástegui, encabezó el operativo de traslado de una pipa y dos plantas potabilizadoras portátiles hasta esa comunidad, ubicada a 30 kilómetros de Villahermosa.

A Pueblo Nuevo también fueron desplazadas ocho pipas del Sistema de Aguas y Saneamiento de la capital.

Hasta este jueves los trabajos de recolección de aceite en el río Teapa no habían permitido que opere una planta potabilizadora de 50 litros por segundo que lleva agua a Pueblo Nuevo y las colonias Revolución y Agraria.

Las autoridades estiman que durante la madrugada se regularice el suministro en la zona.

Sin alteraciones

El Laboratorio Estatal de Salud Pública y la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios dieron a conocer que los resultados de la calidad del agua, de las muestras tomadas el pasado martes en la zona considerada como crítica por el derrame de hidrocarburo, marcó que no existen riesgos para la salud.

En un comunicado conjunto se estableció que dada la importancia de la contingencia, el personal trabajó de manera ininterrumpida para dar respuesta antes de las 36 horas estimadas.

Personal de riesgos sanitarios volvió a tomar muestras de agua en los puntos previstos, cuyos resultados serán dados a conocer este viernes.

Se informó que la Federación autorizó que la Secretaría de Salud cuente con un nuevo laboratorio de cromatografía de gases, que contará con tecnología de vanguardia y permitirá realizar estudios especializados para la determinación de hidrocarburos y plaguicidas en el agua.

Con la instalación de este equipo, el Laboratorio Estatal esta posicionado como el primero dentro de la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública en contar con el mayor número de metodologías para la vigilancia sanitaria en país.

Y podrá, además, prestar servicios analíticos a los estados de Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Yucatán, Veracruz, Guerrero, Oaxaca y Morelos que no cuentan con este tipo de laboratorio.

ASEA

La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) informó que en breve hará públicos los datos del daño y solución al derrame de hidrocarburos en los ríos Teapa y Grijalva.

El director del organismo, Carlos de Régules, señaló que será cuestión "de semanas", pero en primer lugar "se tiene que hacer la caracterización; es decir, determinar el alcance del daño".

Entrevistado al término de la Conferencia y Exhibición del Petróleo de México añadió que una vez caracterizado, se dictarán las medidas de urgente aplicación, que en este caso ya se le hicieron a Petróleos Mexicanos.

Estas, dijo, son la contención, limpieza, la caracterización y la remediación del daño.

Investigaciones

La ASEA presentará las denuncias penales correspondientes si las investigaciones sobre el derrame concluyen que se trató de una toma clandestina en un ducto de Pemex, dijo Carlos de Régules.

Señaló que independientemente del proceso que deba seguirse, Petróleos Mexicanos no está eximido del saneamiento de las consecuencias que dejó la emergencia ambiental en la entidad.

"Una vez contenida la emergencia, entra la ASEA para determinar qué fue lo que provocó el daño. Tenemos que corroborarlo, y si se presume que es por una toma clandestina, se presentarán denuncias penales", aseguró De Régules", indicó.

Indagan posible contaminación en Sonora

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) investiga el origen de la posible contaminación en un afluente del arroyo Milpillas, en el municipio de Santa Cruz, Sonora.

La dependencia informó que lo anterior es con el fin de determinar si, como se ha manejado, pudiera deberse a la descargas de aguas residuales de la mina La Parreña, por lo que se llevó a cabo un recorrido de inspección en un tramo de 1.8 kilómetros de ese afluente.

Esa acción se lleva a cabo luego de una serie de denuncias que advierten sobre la presencia de manchas de color azul turquesa, lo que se presume es causado por sulfato de cobre que se impregnó en las piedras del río.

Más allá de los resultados, la empresa minera en acuerdo y bajo supervisión de la Profepa tomó muestras del suelo, subsuelo y piedras del lugar donde aparece la coloración turquesa y las envió para su análisis y dictaminación a laboratorios certificados.

De acuerdo con estudios preliminares que practicó la Profepa, las mediciones de pH arrojaron que los niveles están dentro de lo permisible, según la Norma Oficial Mexicana 001 de Semarnat con 7.8, cuando lo máximo permitido es nueve. (Notimex/Sonora)