Acusa mujer tener daños en la piel por bañarse en Río Sonora

Luz Mercedes Apodaca se metió al río durante un paseo familiar el pasado 8 de agosto.

Ciudad de México

Luz Mercedes Apodaca se metió a bañar al Río Sonora el pasado 8 de agosto, dos días después de que se registrara un derrame de químicos de la mina de Cananea, a lo que atribuye las quemaduras que le salieron en el rostro al día siguiente.

La mujer, proveniente del municipio de Baviácora, llegó ayer a la Central de Autobuses de Hermosillo para atenderse en una clínica particular las heridas que tiene en el rostro, pierna y cabeza.

“Me lavé mi cara, metí mis pies y ya después de que cruzamos el río al momento de que me empezó a pegar el aire acondicionado se me empezó a poner la cara acartonada, seguimos y llegamos a la casa en la tarde y cuando llegué y me bañé, con el mismo jabón me ardía.

“Se me empezó a dañar la piel, no pasó de ahí, me unté crema y ya después me empezaron a salir ampollas. A unos días me salió en la barba, ya para el domingo que pasó traía el otro lado y ahorita me ha recorrido todo”, relata la mujer.

Asegura que al acostarse le arden las heridas, de las cuales le sale agua. E incluso, afirma, no puede hablar mucho porque las costras se le abren y extienden.

Luz Mercedes recuerda que ninguna autoridad les alertó de que el agua del río estaba contaminada. “Nunca nos pusieron alerta, nunca avisaron, nunca vocearon que se había desbordado o que se había filtrado, uno tiene la misma confianza de todo el tiempo de meterse al río”.

Consideró que si al concluir los exámenes médicos y el tratamiento que ya se le dio, no se recupera, interpondrá una denuncia contra la empresa responsable del derrame.

Con información de Brenda Hernández