El derrame en Cadereyta deja pérdidas a Pemex por 150 mdp

Asegura Emilio Lozoya que para mañana se habrá limpiado al ciento por ciento el afluente.
El director de Pemex dijo que a mediados de la semana próxima podrán hacer uso del agua normalmente.
El director de Pemex dijo que a mediados de la semana próxima podrán hacer uso del agua normalmente. (Juan Carlos Pérez/Notimex)

Monterrey

Luego de un recorrido de supervisión por el área afectada en el río San Juan, en Cadereyta, Nuevo León, tras el derrame de crudo, el director general de Pemex, Emilio Lozoya, dijo que para mañana se habrá limpiado al ciento por ciento la zona del afluente.

El titular de la empresa recorrió alrededor de las 15:00 horas la zona y expresó que el derrame de crudo fue de 3 mil a 4 mil barriles aproximadamente, y el costo por pérdidas y remediación fue de alrededor de 150 millones de pesos.

Según Lozoya, aunque el río estará limpio prácticamente al ciento por ciento para este fin de semana, durante las próximas ocho semanas continuarán las labores en la ribera del río San Juan, para de manera manual retirar la vegetación dañada por el hidrocarburo.

Además, informó que para mediados de la próxima semana los vecinos podrán hacer uso del agua para sus labores cotidianas, debido a que serán reabiertos dos de los tres canales de riego.

En la supervisión, el director de Pemex estuvo acompañado por el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, y por el titular de Desarrollo Sustentable del estado, Fernando Gutiérrez, además del alcalde de Cadereyta, Emeterio Arizpe.

En el acto, Emilio Lozoya descartó que se hayan presentado daños a las especies animales, y al cuestionársele sobre si habría alguna indemnización a los campesinos de la zona, ya que no han podido regar sus plantíos, mencionó que el principal agraviado es Petróleos Mexicanos, y que en un momento dado con las investigaciones que realice la Procuraduría General de la República se dará con los responsables.

MONITOREOS

Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM), Nuevo León, descartó definitivamente que parte del hidrocarburo que se derramó sobre el río San Juan llegue a la presa El Cuchillo, e informó que de manera preventiva continuarán con los monitoreos en la zona de almacenamiento.

Emilio Rangel Goodyear, director de la paraestatal, comentó que respecto al agua de pozos que abastece a las familias que viven en los alrededores de la zona contaminada, han sido monitoreados y se han tomado muestras para saber si aún el líquido es inutilizable, y que se aplicaron sistemas de clorado para su saneamiento.

“La presa El Cuchillo, como ustedes saben, se encuentra a unos 90 kilómetros de distancia (sic), tenemos en la presa las obras de toma. ¿De dónde estamos extrayendo el agua?, de la superficie de la presa que está aproximadamente a 160 metros sobre el nivel del mar. Tenemos hacia abajo cuatro tomas diferentes a las cuales podemos estarle extrayendo y nos vamos a las más profundas para evitar que aquellos hidrocarburos, como ustedes saben, que flotan, no sean succionados por la toma”, dijo.