Derrama económica de 111 mdp deja Semana Santa en Oaxaca

El presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles informó que el estado tuvo una ocupación hotelera del 64 por ciento. La mayor parte de los visitantes fueron nacionales.

Oaxaca

La ciudad de Oaxaca, reportó durante el puente vacacional de Semana Santa, una ocupación hotelera del 64 por ciento, lo que implicó una asistencia de poco más de 61 mil visitantes que dejaron una derrama económica para el sector turístico y de servicios de poco más de 111 millones de pesos, confirmó el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles (AEHM), Juan Carlos Rivera.

El empresario, aseguró que la mayor parte de los visitantes que tuvo la capital oaxaqueña provino del interior del país, particularmente del Distrito Federal y del Estado de México.

"Nos visitaron en su mayoría turismo nacional, fueron casi 56 mil visitantes nacionales y cerca de 5 mil 400 extranjeros, la mayoría de estos últimos norteamericanos".

Rivera, dijo que el turismo que visito esta Semana Santa Oaxaca, se fue con un buen sabor de boca, porque observo una capital oaxaqueña diferente, con una procesión del silencio que sorprendió a muchos de nuestros visitantes con su nuevo formato.

Dijo que se realizó una representación, que supo reunir lo característico de la capital y que dejo como resultado una percepción distinta de la ciudad, lo que podría generar un auge de mayor número de visitantes, porque se encontró un atractivo más para elevar la imagen de la ciudad de Oaxaca.

El líder hotelero urgió seguir avanzado en las tareas de promoción turística por parte del gobierno estatal y federal a fin de consolidar el proyecto de construcción del centro de convenciones de Oaxaca para que se acabe con el fenómeno de la estacionalidad turística y se mantenga un ritmo de auge de la actividad turística.

Porque dijo, después de esta temporada vacacional de Semana Santa y de Semana de Pascua, que podría dejar números y cifras muy halagadoras, vienes dos meses que el turismo recae como son los meses de mayo y junio, por las protestas sociales de los maestros de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), esperando un repunte para julio con las fiestas de la Guelaguetza.

Pero sin embargo agosto, septiembre y octubre vuelve a caer hasta esperar la temporada de vacaciones de fin de año.

"Nuestro problema es que en Oaxaca las temporadas bajas son demasiado bajas y apenas y con los picos de afluencia que se tienen en las temporadas fuertes se rescata algo de lo perdido y es necesario que haya flujo de dinero, circulante en el sector para invertir para mejorar, no para tener dinero para sobrevivir".

El líder del sector hotelero se pronunció a favor de cambiar la imagen que tienen la ciudad de Oaxaca como destino "peligroso", por sus constantes movilizaciones callejeras, promovidos por diferentes grupos de presión social, como lo son los maestros de la CNTE.

"No estoy en contra de inhibir o cuartar un derecho que es la libre manifestación, sino por regular las marchas que se realicen para que no sean tan violentas, ni dañen nuestro patrimonio edificado".