Busca CNDH proteger derechos de migrantes

Después de firmar la Declaratoria de Tijuana, Raúl Plascencia dijo que construir muros y restringir los derechos de los indocumentados no soluciona el problema.
El ombudsman nacional, Raúl Plascencia.
El ombudsman nacional, Raúl Plascencia. (Jesús Quintanar)

Ciudad de México

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia y los ombudsman de varios países, firmaron la Declaración de Tijuana, acuerdo que permitirá sumar esfuerzos para fortalecer y procurar la protección de los derechos humanos de las personas migrantes.

En la ceremonia de clausura del "Segundo Encuentro del Diálogo de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos Árabes, Americanas e Ibéricas", el ombudsman nacional aseguró que fenómeno migratorio es un tema que debe incluirse en la agenda del desarrollo económico.

Indicó que es urgente poner en marcha estrategias regionales y globales que busquen abatir las brechas económicas que prevalecen en muchas regiones y que son las que propician, entre otras causas, que los migrantes abandonen sus países.

Ante el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, quien clausuró el evento, los ombudsman de Honduras, Marruecos, Nicaragua, Puerto Rico, Paraguay, Panamá, Qatar y Venezuela, así como expertos de varios países, Plascencia Villanueva señaló que construir muros y restringir derechos de los migrantes no se puede considerar una solución sino una agravante al problema.

Afirmó que el derecho a migrar debe ser entendido como un derecho humano y que debemos buscar ordenarlo y regularlo; de ninguna manera reprimirlo ni caer en comportamientos xenófobos; es apremiante abrir opciones para una migración regulada y ordenada.

Sostuvo que no hay ninguna justificación para sentimientos xenófobos atrás de supuestas medidas de seguridad que buscan criminalizar y reprimir la migración.

Durante su gira de trabajo por Tijuana, el ombudsman nacional también encabezó la ceremonia de Firma de Convenios Generales de Colaboración entre la CNDH y los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial del Estado, los cinco Municipios de la entidad y la Universidad Autónoma de Baja California.

Ante los titulares de estos Poderes, Plascencia Villanueva indicó que los procesos educativos en derechos humanos son la piedra angular para una sociedad más libre y justa.

Esta educación fomenta actitudes de respeto a los demás, a las instituciones y a las normas jurídicas, contribuye a la gobernabilidad y promueve la solución de conflictos con base en el mutuo entendimiento y el marco jurídico.