Suspenden clases en Quintana Roo por lluvias

El secretario de Educación del estado, Alberto Alonso Ovando, explicó que el gobernador giró instrucciones precisas para proteger la integridad física de alumnos, maestros y personal administrativo.
Alumnos en clase en Quintana Roo
Alumnos en clase en Quintana Roo (Fernando Meraz Mejorado)

Quintana Roo

El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, anunció esta mañana que para garantizar la seguridad de alumnos y maestros, ante las intensas lluvias generadas por un canal de baja presión al sur del Golfo de México, que aunado a la depresión tropical 2-E, que prevé nuevas precipitaciones, se suspendieron clases en todos los niveles educativos en toda la entidad a partir de este martes.

El secretario de Educación, Alberto Alonso Ovando, explicó que "el gobernador giró instrucciones precisas para proteger la integridad física de alumnos, maestros y personal administrativa y de apoyo del sector educativo a partir de este martes".

La fecha de reanudación dependerá de las condiciones climáticas que permitan restablecer las labores. Si no se presenta clima favorable se mantendrá la suspensión.

Por otro lado el gobierno de Quintana Roo activó los subcomités de Reconstrucción, Equipo de Transporte y Radiocomunicación, Agua Potable, Seguridad, Salud, Donación y Voluntariado para atender a pobladores de zonas rurales afectados por las lluvias de las últimas 48 horas.

En poblados como Nachi Cocom, Francisco Villa y Nicolás Bravo, en la ribera de la carretera Chetumal-Escárcega, que padecen escurrimientos e inundaciones severas, recibieron apoyo de la dirección de Protección Civil, el DIF, la Secretaría de Infraestructura y Transporte y la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado. La escuela primaria "Miguel Medina Avilés" fue habilitada como albergue temporal, para más de 40 familias de las comunidades de Los Cedros, 10 de septiembre, 16 de septiembre y 20 de noviembre, colonias todas de Nicolás Bravo.

En Cancún, la intermitente lluvia que se inició el sábado pasado causó daños en toda la ciudad, sin que hubiera víctimas fatales. El más importante fue el desprendimiento de un ala del techo de unos 12 metros de largo en la plaza La Américas, uno de los sitios más concurridos de la ciudad.

La estructura se desplomó vencida por la filtración de agua acumulada el fin de semana, dejó como saldo un lesionado leve, según el reporte de Protección Civil.

El presidente municipal Paul Carrillo Cáceres ordenó la clausura temporal de la plaza para garantizar la seguridad de clientes y trabajadores.

Expuso que pidió al director de Protección Civil, Mario Castro Madera, y al director de Bomberos, Thomas Hurtado Morris, inspeccionar a detalle la plaza para verificar las condiciones físicas de todos los establecimientos y locales, además de las instalaciones eléctricas para evitar otros eventuales accidentes.

El director de Servicios Públicos Municipales, Enrique Ruiz Dzul, indicó que el fin de semana se activaron brigadas de atención inmediata en Cancún y hoy se incrementó a 400 el número de trabajadores en calles y avenidas, para inspeccionar los pozos pluviales, ante las lluvias y aguaceros de la temporada.