Denuncian habitantes de Agua Hernández abandono institucional

El comisariado de la nueva localidad lamentó que no hayan recibido apoyo de las autoridades locales ni federales, aunque dijo que una organización alemana les llevó tres casas de campaña para 71 ...

Chilpancingo

Representantes de El Renacimiento Agua Hernández, habitado por damnificados por la tormenta tropical 'Manuel' denunciaron que hasta el momento no reciben ningún tipo de apoyo institucional, pese a que decenas de niños sufren enfermedades diarreicas y que no tienen planteles en donde cursar su educación básica.

Ramón Ramos Martínez, comisario de la nueva localidad, formada como consecuencia de la devastación provocada por la tormenta tropical registrada en septiembre de 2013, lamentó la indiferencia con la que tratan a las 71 familias los tres niveles de gobierno.

"Ya estamos por cumplir un año y no hemos recibido una sola muestra de apoyo, solamente una organización de Alemania nos trajo tres casas de campaña para 71 familias", señaló el representante de los afectados.

En El Renacimiento se vive casi a la intemperie, sus casas en Agua Hernández quedaron en pérdida total y los terrenos en que estaban asentadas ya son considerados como de alto riesgo, por esa razón temen regresar.

Comentó que no se les ha cumplido ni siquiera con el rastreo de su único camino de acceso, por eso es que la mayoría de los que ocupan el predio en Los Cimientos llegan a pie.

Para el próximo año, desconocen si la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) tiene considerado el diseño de alguna estrategia para coberturar a los niños y adolescentes que están en la edad de cursar su educación básica.

Carecen de energía eléctrica y drenaje, no tienen agua potable y ya reportan enfermedades gastrointestinales, pese a que dieron a conocer ese problema, la Secretaría de Salud (Ssa) no se ha ocupado de atenderlos.

Al gobierno municipal le solicitaron la entrega de un sello que les permita gestionar beneficios ante diferentes dependencias, sin embargo hasta el momento no se los entregan.

Ramos Martínez indicó que el alcalde Mario Moreno Arcos les ofreció resolver su problema de manera rápida, pero los funcionarios que tienen la responsabilidad de elaborar y entregar el sello no lo hacen.

Aunque la administración federal les ha dicho que están consideradas para la reubicación de sus viviendas, hasta el momento no se les indica para cuando comenzarán los trabajos.