Denuncian a ex presidente del PRI Morelos por fraude

A Manuel Martínez Garrigós se le acusa de la desaparición de 40 vehículos y varias cuentas bancarias.

Cuernavaca

La dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en Morelos, inició una denuncia formal contra el ex dirigente de ese partido, ex alcalde de Cuernavaca y actual diputado local, Manuel Martínez Garrigós por el deterioro económico y patrimonial al organismo que rebasa los 28 millones de pesos, según una auditoría impulsada por el Comité Ejecutivo Nacional del tricolor.

Bajo el número 753/ 2014, Martínez Garrigós y su ex secretario particular y posterior tesorero estatal del PRI, Diego Miguel Gómez Enriíquez, quedó denunciados formalmente como responsables del delito de administración fraudulenta y lo que resulte en perjuicio del instituto político por el desvió, desaparición e irresponsabilidad financiera y administrativa que mantiene al comité estatal en la bancarrota, con deudas por laudos laborales, deudas a proveedores, multas, observaciones y faltantes, como la "desaparición" de 40 vehiculos patrimonio del instituto político y todas las cuentas bancarias de la institución.

Jorge Schiaffino Insunza, presidente estatal interino de este partido, acudió ante el Ministerio Público este miércoles, a denunciar a Martínez Garrigos, actual diputado local plurinominal, y al ex secretario de finanzas, contra quien pesan diversas pruebas de su deshonesta participación de un año de estancia en el comité estatal priista, dijo el representante del tricolor.

Según la auditoría realizada, Martínez Garrigós y su ex tesorero no pagaron multas y observaciones derivadas de la falta de comprobación de ejercicio de recursos públicos a los Institutos Federal y Estatal Electoral. Al IFE el PRI le debe la comprobación de más de 10 millones de pesos y 11 mil pesos de multa, por la misma razón. Al IEE no se le comprobó más de un millón de pesos en observaciones y 360 mil pesos en multas.

Mención aparte merece la falta de comprobación de más de 11 millones de pesos al IEE por concepto de la entrega de prerrogativas de un año, en tanto que la auditoria también detectó, la falta de documentación legal y fiscal que soporte inversiones en inmuebles por más de dos millones de pesos.

Por el lado de los pasivos laborales que el PRI tiene, la indagatoria financiera y administrativa al comité priista de Martínez Garrigós, expresa un adeudo de 3 millones de 273 mil pesos. Ellos son pagos que deben hacerse por pleitos laborales no atendidos y que la autoridad laboral ordenó ya su pago.

Dentro de los faltantes, la autoría también encontró que de los 42 vehículos propiedad del PRI (autos Sedán VW y algunas camionetas) están "ilocalizables". "Es decir, que ninguno de ellos se sabe donde está, salvo dos coches que andan por ahí", indicó Schiaffino, ya que están en manos de un regidor y un alcalde.

Además de este proceso penal iniciado este miércoles, Martínez Garigós tiene otros tres de orden local y federal por los desvíos e irregularidades cometidas en el municipio de Cuernavaca, ciudad que gobernó de 2009 a 2012.

Además, Martínez Garrigós fue expulsado hace unos meses del PRI, por atentar contra la unidad partidista, según la denuncia Interpuesta ante la Comisión Nacional de Justicia Partidaria. Entre las pruebas que acreditaron la traición al tricolor, fue la contracampaña que impulsó contra el candidato de su partido a la gubernatura, Amado Orihuela Trejo.

Entre las pruebas presentadas, está un video donde Martínez Garrigós, siendo líder del PRI, pide el voto a favor del candidato perredista y hoy gobernador, Graco Ramírez.