Acapulqueños impiden acceso a fumigadores

Un recorrido realizado por personal de fumigación en la colonia Palma Sola, en la parte alta del puerto, la gente impidió el acceso de los trabajadores de salud. 
El número de enfermos en Guerrero va en aumento.
El número de enfermos en Guerrero va en aumento. (Javier Trujillo)

Acapulco

A pesar de que en el puerto de Acapulco se han disparado los casos del virus de la Chikungunya, la desconfianza de los ciudadanos en las diferentes colonias ha impedido que al personal de la Secretaría de Salud se les permitan ingresar a los domicilios para fumigar.

Hoy, personal de la jurisdicción sanitaria 07 de los Servicios Estatales de Salud, iniciaron un operativo para evitar que siga proliferando los casos en colonias por el brote epidémico de la Chikungunya.

Un recorrido realizado a pie por personal de fumigación en la colonia Palma Sola, en la parte alta del anfiteatro porteño, reveló que la desconfianza entre los pobladores de las diferentes colonias es la que impide que el personal de salud, realice su trabajo para fumigar al interior de las casas.

“Es que tenemos mucha desconfianza de que vaya a ser otras personas, por aquí eso ha pasado, que se meten dizque a fumigar y realidad entran a roban a la gente, la amarran y sacan todo.

“Por eso no queremos que entren, ya mucha gente de por aquí de la colonia le ha pegado esa enfermedad, pero pues no quieren que entren a fumigar”, contó Catalina Nicio López, quien abrió las puertas de su casa en la colonia Santa Cruz.

Detalló que ella permitió el ingreso del personal de Salud para fumigar porque en su casa, el padecimiento ya les había dado a sus tres hijos y esposo, y que ahora le había dado a ella.

Mientras en el hospital "Donato G Alarcón", se encuentra hospitalizados Iris Campos Chino, una mujer embarazada con cinco meses de gestación, proveniente de Ayutla de los Libres, y que llegó con los síntomas del padecimiento; y un menor de apenas cuatro años de edad, también infectado por la Chikungunya.