Paran labores trabajadores de Salud de Veracruz

Los empleados del área de Vectores, dedicados a la fumigación contra el dengue, exigen la homologación de sus plazas.
Los trabajadores piden la homologación de sus plazas.
Los trabajadores piden la homologación de sus plazas. (Isabel Zamudio)

Veracruz

En plena temporada “alta” de dengue, trabajadores del área de Vectores de la Secretaría de Salud suspendieron actividades e interrumpen las labores de fumigación contra el mosco Aedes aegypti, trasmisor de la enfermedad, en demanda de la homologación de sus plazas, proceso del que los dejaron fuera.

La semana pasada fueron dos días de paro, y este lunes suspendieron de nueva cuenta actividades “por tiempo indefinido” en todas las jurisdicciones sanitarias del estado, lo que puede propiciar se dispare la proliferación del mosco y en consecuencia de los casos de dengue clásico y el mortal hemorrágico.

Rafael Flores Camarero, delegado de la sección 70 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud dijo que la sección 26 está acaparando las plazas homologadas, dejando fuera a 180  trabajadores de vectores, pues se está dando prioridad al personal médico y enfermería.

Admitió el riesgo de salud a que se está exponiendo a los veracruzanos, al no realizar las tareas de aplicación de abate en los depósitos de agua, fumigación y descacharrización, aunque "hasta la semana pasada estaba algo controlado".

Apuntó que “No es justo que quienes hacemos el trabajo sucio, el trabajo pesado no nos tomen en cuenta, a pesar de que desde el 2007 trabajamos por contrato y no nos homologan”.

La homologación significa, además de prestaciones de ley, un salario 50 por ciento mayor al que actualmente percibe, explicó el representante sindical.

El pasado 30 de junio el gobernador Javier Duarte de Ochoa anunció el inicio de la homologación de mil 600 trabajadores de salud, de un total de 7 mil que laboran por contratos desde hace más de dos años, que es el mínimo de antigüedad que se exige para el beneficio.

Sin embargo en este proceso solo se contempla al personal médico, no así al administrativo, de apoyo y vectores.

La Secretaría de Salud en el estado se ha deslindado del conflicto, al señalar que por tratarse de un proceso donde el gobierno federal aporta los recursos, se está dando prioridad al Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud que es el más grande y las demás organizaciones sindicales con presencia estatal son las inconformes, pero el gobierno estatal no puede hacer nada.

En la Jurisdicción Sanitaria VIII son 300 los trabajadores en paro, y la situación se repite en otras 10 jurisdicciones más a lo largo y ancho del estado.

Por antigüedad son 650 los trabajadores de vectores que tendrían derecho a ser homologados, sin embargo no están siendo incluidos más que el personal de la sección 26 que lidera desde hace varias décadas Luisa Ángela Soto Maldonado.