Llama gobernador de Tabasco a respetar la democracia

Arturo Núñez exhortó a los actores políticos a dirimir sus controversias y acudir a los tribunales electorales sino se encuentran satisfechos con los resultados. 
El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez.
El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez. (Cortesía)

Tabasco

El gobernador Arturo Núñez Jiménez exhortó a los actores que participaron en la elección del domingo 7 de junio a dirimir sus controversias por los cauces de la legalidad, y dijo que si persisten dudas aún después de las sesiones de cómputo distritales y municipales de este miércoles, los inconformes podrán recurrir a los tribunales electorales.

"Vamos a ser demócratas de a de veras, no nada más cuando ganamos", aseveró, y sostuvo que la jornada comicial celebrada en Tabasco el pasado domingo se desarrolló con tranquilidad y conforme a ley, pese a los barruntos y rumores de que había grupos que pretendían reventar la elección en caso de que el voto no les favoreciera.

Núñez Jiménez dejó claro que "la democracia necesita de demócratas, de gente que sepa ganar pero también sepa perder, que sepa que no hay triunfos ni derrotas para siempre y que un obstáculo puede superarse si se persevera en política", de tal manera, aseveró, "que no hay que dar tantos brincos estando el suelo tan parejo".

En el marco de la celebración del trigésimo noveno aniversario del Colegio de Bachilleres de Tabasco (Cobatab), el mandatario estatal hizo referencia al proceso electoral que se está desarrollando para renovar la Cámara de Diputados federal, el Congreso del Estado y los 17 ayuntamientos, y advirtió que no se vale tratar de destruir la democracia.

Remarcó que en el procedimiento está previsto que si hay un reclamo de que una casilla viene irregular, se vuelva hacer el recuento en la sesión de consejos distrital o municipal para que sea ahí donde se limpie la elección, y si todavía quedaran sospechas, se puede ir al tribunal electoral estatal o al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que siempre ha actuado de manera imparcial.

El jefe del Ejecutivo recordó que frente a los indicios de enrarecer la elección, en Tabasco se dispuso de la organización de seguridad pública apropiada, con respaldo preventivo de patrullaje por parte de las fuerzas armadas, lo que llevó, resaltó, a que no se presentara un solo hecho delictivo grave o acto de violencia en territorio estatal.

Subrayó que estas condiciones permitieron que la participación ciudadana registrada en Tabasco alcanzara el 57 por ciento del padrón electoral, a diferencia del promedio nacional situado en 47 por ciento, según datos del Instituto Nacional Electoral (INE).

El gobernador Núñez estableció que para que la democracia electoral funcione se requiere de leyes, instituciones y autoridades que cumplan su función de manera imparcial y eficaz, y puntualizó que al igual que ocurrió en todas las entidades federativas del país, el Gobierno de Tabasco estuvo al margen del proceso de designación de consejeros y magistrados electorales.

El nombramiento de las autoridades electorales, precisó, se hizo a través de una convocatoria pública y de manera centralizada en la Ciudad de México, es decir, los consejeros locales fueron designados por la Cámara de Diputados federal, mientras que los magistrados de los tribunales electorales de carácter federal y/o estatal pasaron el filtro del Senado de la República.

El mandatario asentó que México y Tabasco han transitado por un largo camino democrático, y apuntó que en mucho tiempo no ha habido una elección que no se haga con legislación o instrumentos nuevos.

Indicó que los comicios del pasado 7 de junio no fueron la excepción, ya que contó con un nuevo andamiaje jurídico que primeramente transformó en INE al anterior Instituto Federal Electoral (IFE), con lo que este organismo ahora está relacionado con una parte de la organización de las elecciones en los estados.

También –abundó– se establecieron medidas radicales para impedir que los gobiernos se convirtieran en un contendiente más, entre ellas, la llamada veda electoral que dio origen a la suspensión de la propaganda gubernamental durante el desarrollo de las campañas.

Entre las innovaciones del proceso de este año, resaltó además la paridad de género en las candidaturas, con el fin de reconocer la presencia de las mujeres en cantidad y calidad en la vida pública del país, así como la posibilidad de que por vez primera en la historia reciente hubo candidatos independientes no postulados por partidos políticos.