No soy un delincuente: Roberto Borge

El gobernador de Quintana Roo dijo que mañana acudirá a la PGR para aclarar el tema de la presunta acción de inconstitucionalidad porque aseguró que él no propone un sistema anticorrupción.
El gobernador Borge minimizó las críticas en redes sociales que presuntos simpatizantes de Carlos Joaquín hacen a su administración.
El gobernador Borge minimizó las críticas en redes sociales que presuntos simpatizantes de Carlos Joaquín hacen a su administración. (Fernando Meraz)

Cancún

El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, rechazó afirmaciones del gobernador electo, Carlos Joaquín González, de que el diálogo para la transición "está roto".

"Constitucionalmente aún no es momento de abrir el proceso de entrega-recepción de la administración estatal, como pretende mi sucesor".

Roberto Borge aseguró que no es delincuente e indicó que este jueves acudirá a la sede en la ciudad de México de la Procuraduría General de la República "para aclarar el tema de la presunta acción de inconstitucionalidad" porque –indicó-, él no propone sistema anticorrupción.

"Para empezar Carlos Manuel Joaquín González no ha nombrado un equipo de transición y el gobierno saliente tiene que nombrar a su propio equipo", aclaró.

Entrevistado en esta ciudad, el mandatario dijo que en agosto estableció un acuerdo con Carlos Joaquín para iniciar en agosto el proceso de entrega-recepción "con el respeto institucional que debe prevalecer en una administración que sigue trabajando y mantiene facultades constitucionales".

"La ley tiene sus tiempos que todos debemos respetar. No nos obliga a iniciar la transición desde ahorita", afirmó.

Recordó que él mismo permaneció como gobernador electo durante nueve meses y siempre fue respetuoso de la investidura del gobernador en turno.

"Sigo siendo gobernador constitucional y el señor (Carlos Joaquín) será gobernador constitucional a partir de primer minuto del 26 de septiembre".

Agregó que "lo único que he pedido es respeto a la investidura institucional del gobierno, la transición se hará a partir de agosto como lo teníamos estipulado y como desde un principio se le dijo al gobernador electo".

"Nosotros respetaremos siempre la investidura del gobernador como también pido que se respete la investidura y el trabajo que desempeñamos como administración pública del estado, lo demás es llamarada de petate, es mediático y desgaste político", dijo.

El gobernador Borge minimizó las críticas en redes sociales que presuntos simpatizantes de Carlos Joaquín hacen a su administración.

"En redes sociales es muy fácil hablar, pero la labor de gobierno es muy diferente", expresó.