"El Cuau" deja plantados a universitarios en debate

De último minuto el candidato del PSD canceló su participación en el debate organizado por la Universidad Autónoma de Morelos debido a que no había condiciones de seguridad.
Las porras de los candidatos se quedaron afuera durante el debate.
Las porras de los candidatos se quedaron afuera durante el debate. (David Monroy)

Cuernavaca

La violencia, la confrontación y las descalificaciones, fueron los elementos comunes dentro y fuera del debate de candidatos a la presidencia municipal de Cuernavaca realizado en la Universidad Autónoma del estado de Morelos (UAEM) la mañana de este martes.

De los ocho candidatos a la presidencia municipal de Cuernavaca, sólo asistieron seis, ya que -de último minuto- los abanderados del PSD, Cuauhtémoc Blanco y del PRI, Maricela Velázquez decidieron no acudir al argumentar que no había condiciones para que se presentaran, informó el rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez.

Grupos de presuntos estudiantes, la mayoría aglutinados en "barras" de apoyo a los candidatos del PRD, PAN y PSD, así como otros jóvenes encapuchados, protagonizaron varios connatos de enfrentamientos y en varias ocasiones buscaron ingresar por la fuerza al auditorio "Emiliano Zapata" de la UAEM.

Ante la valla humana que formó el reducido equipo de seguridad de la máxima casa de estudios para impedir el acceso, algunos jóvenes se organizaron para rodear el auditorio e intentar ingresar por la fuerza por las puertas laterales del lugar. Ante la imposibilidad de hacerlo, boicotearon el audio que impidió el desarrollo del debate.

Los aspirantes a la presidencia municipal de Cuernavaca que estaban presentes debieron utilizar el micrófono de la moderadora para poder exponer sus ideas. Además de la falta de audio, en el interior del auditorio se podían escuchar los golpes en las paredes de madera y los gritos del equipo de seguridad que se revolvían para evitar un portazo en la puerta principal, en su mayoría de cristal.

Las porras a favor de los candidatos del PRD, Jorge Messeguer Guillén y del PAN, Luis Miguel Ramírez, así como los gritos contra la candidata ausente del PRI, Maricela Velázquez Sánchez, calentaron aún más el ambiente en el exterior del auditorio.

Al cabo de unos minutos, los grupos se dispersaron tras la solicitud de los propios candidatos, a través de sus equipos de campaña. Ello puso en evidencia que el grupo más radical y encapuchado pertenece a organizaciones anarquistas.

El debate

Al interior del inmueble, las descalificaciones, burlas y señalamientos corrieron, principalmente, a cargo de los candidatos de Morena y PAN, Raúl Irágorri Montoya y Luis Miguel Ramírez, contra el candidato del PRD, a quien señalaron de ser una "extensión" del gobierno de Graco Ramírez.

En su oportunidad, Jorge Messeguer planteó la continuidad de las políticas de apoyo social del gobierno perredista de Morelos como los apoyos económicos para jefas de familia.

El principal blanco de Messeguer fue Maricela Velázquez Sánchez, candidata del PRI, de quien cuestionó su relación personal con el empresario, Federico Figueroa Figueroa, quien ha sido mencionado en diversas mantas atribuibles a la delincuencia organizada, de ser el líder del grupo criminal Guerreros Unidos.

El candidato de Movimiento Ciudadano, Alejandro Villarreal, y la aspirante del Partido Humanista, Elsa Zavala, centraron su participación en plantear su proyecto de trabajo.

La candidata del Partido Encuentro Social, Eloisa García Bautista, justificó por qué declinó el fin de semana a favor de Messeguer y fue quien más recibió burlas de los jóvenes que lograron ingresar, las cuales fueron contestadas por la ex aspirante de forma decente pero categórica.