PGR inicia averiguación por daños a pinturas en Tlaxcala

Las pinturas ubicadas en el paraje conocido como Peña-Pilares, en Totolac, fueron pintados de color rojo, por lo que el INAH solicitó la intervención de las autoridades federales.

Totolac, Tlaxcala

La Procuraduría General de la República (PGR) inició una averiguación previa por el delito de violación a la Ley Federal sobre monumentos y zonas arqueológicas, en Tlaxcala.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) fue informado que en la Cueva del Diablo, ubicada al pie de un escarpe rocoso, conocido como "La Peña", localizado al noreste de la población de Totolac, Tlaxcala, varias pinturas rupestres fueron dañadas con aerosol de color rojo.

Personal del área jurídica del INAH interpusieron la denuncia ante la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, en su Delegación en Tlaxcala y por conducto del agente del Ministerio Público de la Federación inició las indagatorias correspondientes para deslindar responsabilidades.

Autoridades de Totolac, Tlaxcala, implementaron un operativo especial de protección en la zona de pinturas rupestres relacionadas con creencias y mitos de los antiguos pobladores de esta región, que el fin de semana pasado fue vandalizada con pintura roja.

Erasmo Atonal Ortiz, presidente municipal de Totolac, dijo que el daño a las pinturas, que durante siglos enteros permanecieron intactas en el nicho rocoso ubicado en la zona eco turística de Peña-Pilares, en lo alto del cerro Metecatzi, fue muy severo por lo que ya hicieron contacto con especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia para su restauración.

Renán Varela Hernández, cronista municipal, comentó que de acuerdo con especialistas del INAH, estas pinturas se ubican en el paraje conocido como Peña-Pilares, en un nicho rocoso conocido localmente como la "cueva del diablo", nombre que le fue dado ya que en dos de sus paredes, aparecen personajes antropomorfos con atavíos con motivos animales, por lo que se presume que puede ser la representación de chamanes.

Hizo un llamado a la ciudadanía para que durante su estadía en la zona eco turístico de Totolac se conduzcan con respeto, ya que los vestigios existentes, no solo representan a los totolaquenses, sino que es un patrimonio de todos los tlaxcaltecas y en general de todos los mexicanos.