Frenan damnificados obras de construcción de viviendas en Atoyac

Con machete en mano, pobladores del Paraíso frenaron los trabajos de la constructora porque dicen que los sacaron del proyecto, aunque tenían folios oficiales de que son damnificados.

Chilpancingo

.- Pobladores de la comunidad del Paraíso, perteneciente al municipio de Atoyac frenaron con machete en mano los trabajos de reubicación de su asentamiento, molestos porque solo se contempla para la asignación de viviendas a 56 de 274 familias damnificadas.

El jueves pasado, cuando sólo se habían colocado en el nuevo predio seis de las 56 casas, los inconformes decidieron parar los trabajos de la constructora, porque no les parecía justo que sólo algunos obtengan el beneficio.

Los habitantes de la colonia El Mirador, denunciaron que no todas las familias que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial (Sedatu) reubicará en la primera etapa, cuentan con folio.

En conferencia de prensa, integrantes del Comité de Vivienda del Paraíso, de la organización de la sociedad civil "Guerrero Nuestra Prioridad", explicaron que luego de la elección de comisarios que se llevó a cabo el fin de semana pasado, misma que perdió el candidato perredista ante el priista Noé Catalán Medina, la reconstrucción comenzó sólo para la mayoría de quienes apoyaron al ganador.

Inés Ríos Domínguez exigió a la Sedatu transparentar los apoyos para las familias damnificadas, porque desde el jueves los habitantes de la colonia "El Mirador" tomaron el predio llamado La Quebradora, en donde se presumió que serían reubicados, pues a muchos por no ser priistas los sacaron del proyecto sin darles explicación, aunque tenían folios oficiales de que son damnificados.

Según Ríos Domínguez, luego de la tormenta tropical 'Manuel', ella y unas 250 personas protestaron para que la Sedatu les diera respuesta a su petición.

Otra de las acciones que emprendieron fue constituirse como Asociación Civil y fungían como receptores de documentos que después llevaban a la dependencia federal.

"Ahora nos acusan de perder los documentos, cuando lo único que hicimos fue agilizar los trámites y pedir información de los avances", dijo.

Aunque sea en una primera etapa, opinó Bernardo Martínez de esa organización social, que es injusto lo que realiza la Sedatu en la comunidad.

"Desde las elecciones hablaron con el Comité (de Vivienda) y maquinaron un fraude, son por lo menos 70 familias tan sólo de esa colonia El Mirador las que debieron ser reubicadas y ni siquiera están en la lista de apoyos".

Además, criticó que las casas estén tan pequeñas que parecen jaulas, "son como galeras de gallinas y de una calidad pésima".

Inés exigió a la Sedatu que aclare a los vecinos de esa colonia y de la comunidad en general, que los documentos que ellos entregaron son los que corresponden a las familias con los folios, porque la gente piensa que ellos los perdieron para beneficiar a la planilla del PRI, partido al que pertenece el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Dijo que los trabajos están parados desde el jueves y que la gente está dispuesta a no dejarse hasta que la Sedatu les cumpla con la reubicación de sus casas o la reconstrucción de éstas.