• Regístrate
Estás leyendo: Damnificados de Oaxaca piden intervención de ONU
Comparte esta noticia

Damnificados de Oaxaca piden intervención de ONU

Hay zonas con riesgo de crisis sanitaria y económica ante el peligro de que se derrumben o fracturen mercados y hospitales, señalan.

Publicidad
Publicidad

Representantes de comunidades del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, que quedaron damnificadas tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, se instalaron en plantón indefinido afuera de la oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, en Polanco, para exigir que este organismo intervenga ante las denuncias de falta de pago de los apoyos para reconstrucción y la discriminación que viven.

Magali Sánchez Santiago, originaria de Tehuantepec e integrante de la red de damnificados, acusó que hay al menos 300 familias que no han recibido los recursos del Fondo Nacional de Desastres mediante las tarjetas que les repartieron.

De esas 300, a unas 120 les falta el último depósito que se prometió y al resto, unas 180, no se les ha depositado ni una sola ministración de dichos recursos por parte de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Advirtió que en municipios como Tehuantepec, Juchitán, Ixtaltepec, Santo Domingo Petapa, Santa María Xadani y Salina Cruz, entre otros, hay zonas en donde se corre el riesgo de crisis sanitarias y económicas por el derrumbe o fractura de mercados, hospitales e instalaciones hidrosanitarias.

Los inconformes son alrededor de 80 personas que llevan tres días en la calle de Alejandro Dumas y aseguraron que se quedarán de manera indefinida.

Sánchez Santiago explicó que lo que piden es “la intervención del Alto Comisionado de los Derechos Humanos, que intervenga como uno de los mediadores para que el trato no sea indigno, no sea injusto, sin discriminaciones, política, económica, religiosa ni de etnia ni de género, que coadyuven a que las dependencias se sienten con nosotros, resuelvan punto por punto, tema por tema, las demandas que el día de hoy traemos”.

Para Maricela Barriga, otra damnificada de Tehuantepec, el último censo que hizo Sedatu “fue de una manera discriminatoria porque no estuvieron verificando las viviendas como debería ser, anduvieron por las calles censando solamente a los que quisieron, cuando cientos de casas de la cabecera municipal ni siquiera fueron tomadas en cuenta por el simple hecho de ser indígenas, de no poder expresarse, no poder hablar, no poder leer”.

DISCRIMINAN A ESTUDIANTES

Los niños que aún no asisten a sus escuelas, porque fueron afectadas por los sismos en Ciudad de México son recibidos con poca aceptación en los planteles que fueron enviados y en muchos casos han sido víctimas de discriminación, afirmó Nashieli Ramírez, titular de la Comisión de Derechos Humanos capitalina.

Durante la firma de convenio de colaboración con la Organización de Estados Americanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), recordó que aún hay 20 escuelas donde se plantea y se desarrolla el ciclo escolar con jornadas incompletas.

De acuerdo con cifras proporcionados por el Instituto Nacional de Infraestructura Educativa, 759 planteles en CdMx presentan daños moderados; sin embargo, nueve fueron catalogados como graves y requieren reconstrucción total.

Lo cual implicó, “entre otras cosas, la instalación de 782 aulas provisionales para al menos 27 mil alumnos”.

Los datos —dijo— son de la primera audiencia pública con damnificados que se llevó a cabo en esta Comisión el 16 de marzo pasado, pero se alista un informe especial.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.