Ningún damnificado quedará desamparado: alcalde de Chilpancingo

El presidente municipal dijo que los afectados deben abandonar los albergues temporales instalado en el INDEJ y dijo que se pagarán rentas por dos o tres meses.

Chilpancingo

El presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos aclaró que ningún damnificado por la tormenta tropical Manuel quedará desamparado, aunque reiteró que ya deben abandonar el albergue temporal instalado en el Instituto del Deporte y la Juventud (INDEJ).

Moreno Arcos mencionó que de las 67 familias que permanecen en el INDEJ se revisará quienes efectivamente se quedaron sin un lugar para vivir, para efecto de gestionar la compra de un terreno en donde puedan volver a levantar sus viviendas.

Mientras, destacó que se pagarán rentas por dos o tres meses, que es el periodo de tiempo en el que se prevé haya condiciones para consolidar las reubicaciones.

Lo que si enfatizó, es que ya no hay condiciones para mantener el albergue del INDEJ, pues las instalaciones deben liberarse y permitir que ahí se realicen las actividades cotidianas, mismas que se truncaron a partir de los destrozos que provocó la tormenta tropical Manuel.

También dejó claro que la revisión será muy detallada, con la intención de garantizar que el respaldo se de a quienes en realidad lo necesiten.

Justificó la resistencia dada a conocer por los damnificados la mañana del jueves 12 de diciembre, ya que en ese albergue tenían garantizadas tres comidas, abrigo y siempre había personal listo para atenderlos.

En los casos en que las viviendas registren daños pero los terrenos permanezcan en buenas condiciones, dijo que se les otorgarán algunos recursos para que puedan regresar y no se desplacen hasta otros puntos de la ciudad, ya que casi no hay reservas territoriales para generarles otra opción.

En otro momento, Deniss Martínez, directora de Desarrollo Social en el municipio explicó que la dependencia a su cargo visitó las viviendas de los albergados, los que aseveró tienen donde vivir, además de que ya recibieron la tarjeta de enseres domésticos para que recuperen parte de lo que perdieron.

"Nosotros hicimos la verificación física y la mayoría tienen donde vivir; ya se les cubrió también un recurso de empleo temporal y los que no, tienen el censo de la Secretaría para el Desarrollo Urbano y Territorial (Sedatu), que los respaldará para que se reubiquen.

Recordó que la conducción del albergue la asumió completamente el municipio de Chilpancingo y que se les otorgó todo el respaldo, pero indicó que ya es el momento de liberar el albergue.

Explicó que ya existen propuestas de terrenos y programas oficiales, de tal manera que les llegará a los sitios en que estén, porque las dependencias encargadas de atenderlos tienen todos sus datos.