Detienen a sacerdote pederasta en SLP

El cura Guillermo Gil Torres, quien fungía como párroco de Santa Rosa de Lima en la capital Potosina, fue detenido por elementos de la Policía Ministerial mientras viajaba en un automóvil.
En Durango, sacerdote acusado de pederastia se encuentra prófugo a pesar de contar con amparo.
La Arquidiócesis de San Luis Potosí suspendió de manera cautelar sus servicios ministeriales al religioso acusado a quien además se le sigue una investigación en la propia Arquidiócesis, la cual anunció que no defenderá legalmente a nadie que sea acusado ante las instancias civiles. (Shutterstock)

San Luis Potosí

El sacerdote Guillermo Gil Torres fue detenido por elementos de la Policía Ministerial y luego recluido en la Penitenciaría del Estado, luego de que fuera denunciado ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) por supuesto abuso sexual de un menor de edad.

Gil Torre, quien fue puesto a disposición del Juzgado Cuarto de lo Penal, fungía como encargado de la parroquia de Santa Rosa de Lima, ubicada en la colonia 21 de marzo del municipio de Soledad de Graciano Sánchez. Familiares de un menor de edad presentaron denuncia contra el religioso pues supuestamente el pasado día 27 de mayo habría abusado de él.

Luego de la denuncia, la Arquidiócesis de San Luis Potosí suspendió de manera cautelar  sus servicios ministeriales al religioso acusado a quien además se le sigue una investigación en la propia Arquidiócesis, la cual anunció que no defenderá legalmente a nadie que sea acusado ante las instancias civiles.

Actualmente hay otros tres sacerdotes potosinos acusados de abuso sexual ante la Procuraduría, el caso más destacado es el de Eduardo Córdova Bautista, ex apoderado legal de la Arquidiócesis quien tiene una orden de aprehensión el pasado miércoles y aún se encuentra prófugo.

Están además los casos de Noé Trujillo y Javier Castillo Ríos, el primero párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Soledad del municipio de Soledad de Graciano Sánchez, y el segundo, encargado de la iglesia en la comunidad de Ojo Caliente.

En un comunicado de prensa, la PGJ ofreció algunos detalles de la denuncia y la detención del religioso.

“Los familiares y el mismo afectado dieron a conocer en su denuncia, que los hechos comenzaron en el mes de noviembre de 2103, cuando el acusado invitó al menor a ver unas fotografías de cuando el sacerdote visitó otros países, ese día le acarició las piernas y el niño prefirió salir corriendo del lugar.

“En varias ocasiones, el sacerdote, aprovechando que los padres del niño lo mandaban a ayudar con los trabajos de la Iglesia y lo veía con frecuencia, con engaños lo llevaba a la Casa Pastoral ubicada al lado del templo, donde le comenzó a mostrar fotografías de él desnudo para después presuntamente abusar sexualmente del menor.

El afectado- narran en la denuncia- comenzó a bajar de calificaciones y se le veía muy triste y nervioso, por lo que acabó por confesarle a su abuela lo que el sacerdote le hacía, pidiéndole que no lo mandara nunca más a esa Iglesia, al enterarse de esta situación tan grave, la mujer decidió acudir a denunciar los hechos ante el Ministerio Público.

La detención se llevó a cabo cuando el párroco, circulaba en su vehículo en la zona de la colonia Himno Nacional, de la capital potosina, y fue interceptado por elementos ministeriales, los cuales dieron cumplimiento a la orden de aprehensión girada por el juez asegurándolo, y respetando en todo momento las garantías individuales que toda persona tiene, según se informó”.