Cierra Arquidiócesis de SLP caso de cura pederasta

Marco Antonio Luna Aguilar, representante legal de la Arquidiócesis potosina, dijo que la iglesia desconoce el rumbo de las investigaciones y el paradero de Eduardo Córdova.
Armando Martínez pidió que el gobernador declarare sobre los cargos públicos de Eduardo Córdova.
Armando Martínez pidió que el gobernador declarare sobre los cargos públicos de Eduardo Córdova. (Especial)

San Luis Potosí

A cuatro meses de que públicamente se denunció al entonces sacerdote, Eduardo Córdova Bautista de haber abusado sexualmente de al menos un centenar de víctimas, la Arquidiócesis de San Luis Potosí anunció que para la iglesia “ese ya es un caso cerrado”.

Marco Antonio Luna Aguilar, representante legal de la Arquidiócesis potosina, dijo que la iglesia desconoce el rumbo de las investigaciones y de hecho, también desconoce todo acerca de Córdova.

Precisó que “para nosotros el asunto de Córdova es ya un caso cerrado, un tema acabado”, subrayó el religioso en rueda de prensa realizada en la sede del arzobispado en el centro histórico de la capital del estado.

“Para nosotros, para la iglesia católica como institución es un tema acabado lo de Eduardo Córdova, pues desde el momento en que la Sagrada Congregación de la Doctrina de la Fe le quito la investidura sacerdotal, dejo der ser parte de la iglesia y por tanto ya no es asunto de nuestra competencia”, señaló Luna Aguilar.

Indicó que en lo tocante a las sanciones que por su presunta responsabilidad en casos de pederastia tocan a la iglesia, ésta ya actuó y lo expulsó y le3 despojo de sus facultades clericales.

Esta la otra parte, la de las responsabilidades civiles de Eduardo Córdova y en ese caso le toca a la Procuraduría General de Justicia del Estado, en eso, esperamos que pronto se puedan dar resultados.

Por último, destacó que la iglesia desconoce qué acciones esté llevando a cabo la Procuraduría de Justicia para localizar a Córdova, en cuyo caso reiteró, es algo que ya no nos compete toda vez que dejo de ser parte de la iglesia.

En abril pasado, el ex religioso Alberto Athié denunció el caso de pederastia de Córdoba Bautista en San Luis y aseguró entonces que la iglesia y el gobierno del estado, protegían al sacerdote.

Luego de la denuncia pública, un grupo de víctimas de Córdova formalizaron una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, de lo cual más adelante un juez penal giró orden de aprehensión contra el ahora ex sacerdote.

A poco más de un mes de que se libró esa orden de aprehensión, Córdova Bautista sigue prófugo y no existe pista alguna para dar con su paradero.